¿Qué es la Reserva Ovárica? ¿Qué importancia tiene en la fertilidad? - Instituto Bernabeu

¿Qué es la Reserva Ovárica?

Podemos definir la reserva ovárica como la cantidad de óvulos que hay en los ovarios en un determinado momento de la vida reproductiva de la mujer.

En el hombre, la producción de espermatozoides es constante desde la pubertad hasta la senectud.  Recientes estudios afirman que la cantidad y la calidad de los espermatozoides puede disminuir con el paso del tiempo, pero en general el varón conserva su capacidad fértil durante toda su vida. La mujer por el contrario nace con una cantidad de óvulos limitada y la pérdida de estos óvulos es un proceso exponencial e irreversible desde el momento del nacimiento hasta la menopausia.

Por tanto, podemos afirmar que la edad apenas influye en el varón, pero es vital en la mujer en cuanto al pronóstico reproductivo.

¿Qué importancia tiene la reserva ovárica en la fertilidad?

La baja reserva ovárica en sentido estricto, no parece una causa de esterilidad. Mujeres jóvenes con baja reserva ovárica pueden conseguir gestación de forma natural. Sin embargo, sí está directamente relacionada con el número de ovocitos que vamos a poder recuperar tras una estimulación ovárica y con la dosis de medicación que vamos a necesitar. En este sentido podemos afirmar que el número de óvulos que podemos recuperar en una paciente con una baja reserva ovárica, es sensiblemente inferior que una mujer con una reserva normal o alta, incluso con dosis más altas de gonadotropinas.

Dado que el número de óvulos recuperados está directamente relacionado con el número de embriones para transferir al útero, si contamos con un mayor número de óvulos tendremos más posibilidades de tener uno o varios embriones de buena calidad, por lo que la posibilidad de gestación se incrementa.

Los dos principales factores que condicionan el éxito tras tratamientos de reproducción asistida son la reserva ovárica y la edad de la mujer. Por tanto, es muy importante para emitir un pronóstico y orientar adecuadamente a las pacientes, conocer la reserva ovárica.

¿Qué relación existe entre la reserva ovárica y la calidad de los óvulos?

La reserva ovárica es un marcador de cantidad de óvulos, no de calidad. El principal marcador de calidad ovocitaria es la edad. Si bien es cierto que en pacientes mayores de 40 años es más frecuente encontrar una reserva ovárica disminuida como consecuencia de la edad, en pacientes jóvenes que presenten una baja reserva ovárica, la calidad de los óvulos suele ser buena acorde a su edad. Por tanto, la reserva ovárica disminuida no siempre es marcador de baja calidad ovocitaria.

¿Cómo puedo conocer mi reserva ovárica? ¿Cuáles son los valores normales?

Existen varias pruebas diagnósticas para valorar la reserva ovárica. Los más utilizados en la práctica clínica diaria actualmente son la determinación de hormona antimülleriana y el recuento de folículos antrales.

Recuento de folículos antrales

Lo ideal es hacer una ecografía vaginal entre el 2º-5º día del ciclo menstrual, aunque puede realizarse en cualquier fase del ciclo. Se cuentan los folículos que miden entre 2-10 mm en ambos ovarios.

  • Reserva ovárica normal: Se observan en total 10-20 folículos.
¿Qué es la Reserva Ovárica? ¿Qué importancia tiene en la fertilidad? 1
  • Baja reserva ovárica: Se observan menos de 10 folículos entre los dos ovarios.
¿Qué es la Reserva Ovárica? ¿Qué importancia tiene en la fertilidad? 2
  • Alta reserva ovárica: Se observan más de 20 folículos.

También se puede realizar a día de hoy este recuento mediante ecografía tridimensional mediante la técnica SonoAVC.

Análisis de la Hormona Antimülleriana (AMH)

Se determina su valor mediante un análisis de sangre en cualquier día del ciclo menstrual. Preferiblemente hay que evitar realizarla cuando se están tomando anticonceptivos orales. Se puede medir en nanogramos/mililitro (ng/ml) o en picomoles/litro (pmol/L)

  • Reserva ovárica normal: AMH 1-3 ng/ml ó 7-21 pmol/L
  • Baja reserva ovárica: AMH inferior a 1 ng/ml ó 7 pmol/L
  • Alta reserva ovárica: AMH superior a 3 ng/ml ó 21 pmol/L

Análisis de FSH y Estradiol sérico

Debe realizarse entre el 2º-5º día del ciclo. Un valor de FSH superior a 10 UI/ml y/o un valor de estradiol superior a 60 pg/ml es indicativo de baja reserva ovárica.

Test dinámicos para valorar la reserva ovárica

Como por ejemplo el test de citrato de clomifeno, el test de gonadotropinas o el test de análogos de la GnRH, en desuso en la práctica clínica habitual.

¿Cómo afecta la edad a la reserva ovárica?

La reserva ovárica es totalmente dependiente de la edad biológica. Las mujeres sólo generan óvulos entre la 12ª semana y el 5º mes de embarazo, y nacen con un número de óvulos limitado para toda su vida. De estos óvulos, sólo serán ovulados a partir de la pubertad unos 400, uno en cada ciclo menstrual. El resto se atresian sin llegar a ovularse. El periodo de mayor fertilidad en la mujer oscila entre los 18 y los 30 años aproximadamente, que es cuando se ovulan los ovocitos de mayor calidad. Al llegar a la menopausia quedan solamente unas decenas de ovocitos.

¿Qué otros factores pueden afectar a la reserva ovárica?

A parte de la edad, existen múltiples factores que pueden disminuir los niveles de reserva ovárica de forma prematura:

  • Tratamientos oncológicos con radioterapia o quimioterapia.
  • Trastornos genéticos como alteraciones en el cariotipo o portadoras de la premutación FMR1 o síndrome de cromosoma X frágil.
  • Antecedentes familiares de menopausia precoz.
  • Cirugías ováricas.
  • Enfermedades ginecológicas como la endometriosis.
  • Trastornos autoinmunes.
  • Tabaquismo.
  • Exposición a contaminantes o disruptores endocrinos.

Baja reserva ovárica. ¿Qué es? ¿Qué debo hacer?

Podemos considerar que una paciente tiene una baja reserva ovárica si observamos un recuento de folículos antrales alterado y/o una AMH disminuida. Si además la paciente tiene 40 años o más, empeora el pronóstico reproductivo incluso mediante Técnicas de Reproducción asistida como la Fecundación in Vitro (FIV).

Es importante destacar que la baja reserva ovárica en la mayoría de los casos cursa de una forma totalmente asintomática, aunque uno de los síntomas que con más frecuencia se suele observar es el acortamiento de los ciclos menstruales.

Por ello debemos tener en cuenta varios aspectos fundamentales para la salud reproductiva:

  1. No demorar el deseo gestacional. Incluso cuando vemos una reserva ovárica normal o alta, las posibilidades de una mujer de ser madre se reducen drásticamente a partir de los 35 años.
  2. En caso que deseemos demorar el embarazo por diferentes motivos (económicos, sociales…) o bien que existan factores de riesgo, existe la opción de realizar un tratamiento de estimulación ovárica y vitrificación de ovocitos para conservar nuestros óvulos con la misma calidad y poder “parar el reloj biológico”. Este tratamiento en ningún caso garantiza el embarazo en un futuro, pero nos ayuda a tener más posibilidades sobre todo si deseamos demorar la maternidad por encima de los 35-37 años.
  3. Si existe sospecha de baja reserva ovárica, debemos consultar sin demora a una unidad especializada para poder recibir un asesoramiento reproductivo adecuado.

En Instituto Bernabeu ofrecemos a nuestras pacientes con baja reserva protocolos específicos y personalizados para optimizar la respuesta a la estimulación ovárica, porque somos conscientes que las posibilidades van disminuyendo con el paso del tiempo. Así mismo disponemos de varias líneas de investigación para poder mejorar lo antes posible el pronóstico reproductivo de nuestras pacientes.

TAMBIÉN LE PUEDE RESULTAR DE INTERÉS:

Dra. Cristina García-Ajofrín, ginecóloga en Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

¿Qué es la Reserva Ovárica? ¿Qué importancia tiene en la fertilidad?
5 (100%) 3 votos