VERANOLa esterilidad – infertilidad y los tratamientos de fertilidad se han asociado con  niveles altos de estrés. El humor y la risa pueden tener una repercusión beneficiosa mediante la  disminución de los efectos físicos y psíquicos negativos del estrés. Concretamente en el campo de la fertilidad favorecerían la interacción entre el embrión y el endometrio, es decir, aumentarían la receptividad uterina. La incorporación del “ médico payaso” como una herramienta complementaria al tratamiento médico en distintas áreas de la medicina se viene utilizando desde hace tiempo, por ejemplo, en tratamientos de pacientes con cáncer o enfermedades graves o crónicas tanto en niños como en adultos.

En este sentido, recientemente ha sido publicado un estudio realizado en el Assaf Harofeh Medical Center Unit, de Israel, encabezado por el Dr. Shevach Friedler.

219 pacientes que realizaron tratamientos de  fecundación “in vitro” (FIV) fueron distribuidas en dos grupos. 110 de dichas pacientes recibieron la visita de un “médico payaso” (grupo de intervención) frente a 109 que no recibieron dicha visita (grupo control).

Entre ambos grupos de mujeres no hubo diferencias significativas  respecto a la edad (edad comprendida entre 25 a 40 años, con una media de 34 años), educación, afiliación religiosa, o estado familiar.

Las mujeres del grupo de intervención tuvieron tasas similares de reglas irregulares, causa de la infertilidad y tratamientos de FIV previos en comparación con el grupo control. Las mujeres del grupo de intervención tuvieron significativamente más años de infertilidad previa.

No se observaron diferencias significativas en el  tipo de embriones transferidos (frescos vs congelados), los niveles de hormonas en sangre,  tipo  protocolo médico utilizado, el número de óvulos recuperados y fecundados.

Cada una de las 110 pacientes del grupo de intervención fue visitada por un médico payaso profesional inmediatamente después de la transferencia de embriones. La visita tenía una duración de 12 a 15 minutos mientras la paciente permanecía guardando reposo en la habitación. La rutina incluía chistes, trucos y magia y fue  realizada persona a persona con el “médico payaso” vestido como  un “chef de cocina”.  La rutina era realizada de la misma forma en  todas las visitas. La tasa de embarazo en el grupo de intervención fue de 36,4%, en comparación  con un 20,2% en los controles.

El humor y la risa podrían actuar como un mecanismo de defensa reduciendo el estrés y los síntomas psicológicos relacionados con acontecimientos vitales negativos  mejorando la calidad de vida y la función inmune. Las interacciones entre los sistemas hormonales y neurobiológicos pueden afectar a los procesos reproductivos. Interferencias recíprocas  son posibles, ya que el estrés y la reproducción están controlados  por  núcleos similares en el sistema nervioso central.

Aunque el mecanismo exacto por el que el estrés interfiere con la  los procesos de  reproducción no se conoce, la evidencia experimental indica, cada vez más, que cuanto menor sea el nivel de estrés mejor será el resultado del tratamiento de fertilidad.

Dra. Lydia Luque, ginecóloga del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

La Risa favorece la fertilidad
5 (100%) 1 voto