Las Enfermedades de Transmisión  Sexual (ETS) son infecciones que se transmiten, principalmente, a través de las relaciones sexuales sin protección.  Aunque también se pueden transmitir de madre a hijo  durante el embarazo.

Importancia de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) en la fertilidad 0

Existen más de 30 tipos diferentes de ETS, las cuales están producidas en su mayoría por virus (herpes), bacterias (gonorrea, clamidia, sífilis) y hongos (cándida). Este tipo de infecciones afectan tanto a hombres como a mujeres, y aunque muchas de las ETS no muestran ningún síntoma, pueden provocar graves problemas a largo plazo si no se tratan.  En algunos casos,  pueden tener efectos muy negativos en aspectos tan importantes de la salud como la fertilidad o el embarazo.

Síntomas y consecuencias en la fertilidad de las ETS

La incidencia de este tipo de enfermedades de transmisión sexual no ha dejado de crecer en España y Europa en los últimos años, en la población sexualmente activa. Asimismo, es importante destacar que algunos de estos tipos de infecciones no muestran síntomas en la persona infectada, es decir, son asintomáticas. Esta situación genera la necesidad de realizar análisis que nos permitan controlar este tipo de enfermedades, ya que, de no ser tratadas a tiempo, algunas de ellas pueden provocar problemas de infertilidad tanto en mujeres como en hombres.

  • Concretamente, algunas ETS pueden generar en la mujer inflamación y obstrucción de las trompas de Falopio, así como inflamación de los ovarios y útero.  
  • En el caso de los hombres, pueden llegar a provocar inflamación de los testículos, la próstata y el epidídimo, lo que induce un descenso en el número de espermatozoides producidos y una peor calidad seminal.

Convirtiéndose por ello en una causa de infertilidad, tanto femenina como masculina. Por tanto, en muchos casos se precisará de la ayuda de tratamientos de reproducción asistida (fecundación in vitro (FIV), ovodonación, etc) para conseguir ser padres.

Cómo se analizan las enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Para evitar que algún tipo de ETS llegue a producir serias complicaciones, existen muchos avances que nos permiten identificarlas y curarlas. Las técnicas de detección que se han utilizado hasta ahora, nos permitían detectar únicamente un tipo de ETS por cada análisis, siendo además necesario esperar 3 ó 4 meses tras el posible contagio.

Actualmente, el Instituto Bernabeu es uno de los pocos centros europeos que posee una técnica innovadora capaz de detectar 10 posibles infecciones distintas en un único análisis. Esta técnica, además nos aporta varias ventajas:

  • El análisis se puede llevar a cabo pocos días después del contacto sexual
  • El análisis se puede efectuar utilizando una muestra de orina que nos puede remitir desde casa
  • Podemos conocer el resultado en pocos días
  • De esta forma, podremos contribuir y colaborar en la prevención de este tipo de infecciones de transmisión sexual, y evitar mediante la realización de controles, consecuencias más graves que pudieran afectar en un futuro a su estado general de salud o su fertilidad.

TAMBIÉN PUEDE SERLE DE INTERÉS:

Dra. Eva García, bióloga de IBBIOTECH, del grupo Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Importancia de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) en la fertilidad
3.9 (78.62%) 87 votos