Hiperplasia Endometrial; síntomas diagnóstico y tratamiento - Instituto Bernabeu

¿Qué es la Hiperplasia Endometrial?

La Hiperplasia endometrial no es más que un desmesurado crecimiento de las células del endometrio, sobretodo de las glandulares, normalmente como respuesta a una excesiva exposición de estrógenos y a un deficiente funcionamiento de la progesterona.

Este crecimiento puede realizarse de forma controlada o descontrolada, de tal forma, que toda la arquitectura del endometrio se puede ver comprometida.

¿Qué tipos de Hiperplasia Endometrial existen?

  • Hiperplasia endometrial sin atipias/benigna: Encontramos conglomerado celulares, pero sin comprometer el tejido endometrial normal.
  • Hiperplasia endometrial atípica: Se observan cambios celulares y también del diseño del endometrio, por lo que, es considerada una lesión precancerosa.

Su aparición es más frecuente en pacientes con anovulaciones crónicas, como en las pacientes con síndrome de ovario poliquistico, o en las pacientes que padecen obesidad, constituyendo ambos factores de riesgo. El tener una condición genética (como el síndrome de Lynch) que aumenta el riesgo de cáncer de endometrio también es un factor de riesgo.

¿Cuáles son los principales síntomas de la Hiperplasia Endometrial?

El síntoma más frecuente es la hemorragia uterina disfuncional, aunque también puede ser asintomático. Es raro encontrarlo en pacientes jóvenes, pero cuando se encuentra, obviamente causa esterilidad por un endometrio no funcionante.

El diagnóstico es devastador si encima se realiza durante el estudio de esterilidad, sobre todo en las pacientes con diagnóstico de hiperplasia endometrial atípica.

¿Cómo se diagnostica la Hiperplasia Endometrial?

Realmente es el análisis del endometrio lo que permite diagnosticar y diferenciar los tipos de hiperplasia.

Conviene subrayar que el diagnóstico de la hiperplasia endometrial se realiza mediante el análisis histopatológico del endometrio. En consecuencia, es necesario realizar una biopsia endometrial. De tal forma, que esta biopsia endometrial puede ser realizada “a ciegas” o dirigida. Por tanto, el procedimiento a ciegas se realiza introduciendo una cánula a través del cuello uterino y obteniendo a través de ella una muestra endometrial. Sin embargo, la histeroscopia, que es una exploración mediante la cual se introduce una cámara o histeroscopio, es la que va a permitir obtener una muestra endometrial de forma dirigida.

¿Cuál es el tratamiento de la Hiperplasia Endometrial?

Ante esta situación se va a actuar acorde al diagnóstico. En la hiperplasia endometrial benigna se va a necesitar corregir la situación de hiperestrogenismo antes de realizar un tratamiento dirigido. Adelgazar en las pacientes obesas o provocar ciclos ovulatorios en las pacientes con síndrome de ovario poliquistico. Tras ello, la corrección de la hiperplasia benigna puede realizarse o de forma conservadora sin más que un mero control estrecho de los síntomas o se puede tratar con progestinas durante 3 a 6 meses, siendo su pronóstico muy favorable.

Sin embargo, la hiperplasia endometrial con atipias, si supone un riesgo para la paciente al tratarse de una lesión precancerosa. El tratamiento ideal sería la histerectomía, pero para pacientes jóvenes que quieren preservar su fertilidad y no aceptan la cirugía y que tienen unas condiciones especiales (jóvenes, ciclos menstruales regulares, no necesidad de tratamiento con estrógenos para el embarazo y no tener otros factores de riesgo ni clínico ni genético de cáncer de endometrio) se puede realizar un tratamiento conservador con progestinas durante 6 meses, realizando biopsias endometriales cada 3 meses, y reconsiderando la cirugía si a los 12 meses no ha habido curación. Estas pacientes tienen mal pronostico reproductivo dependiendo de la extensión de la lesión.

¿Se puede prevenir o evitar la hiperplasia endometrial?

Aunque la hiperplasia endometrial no es una entidad que se pueda evitar completamente, se ha relacionado estrechamente con la obesidad. El aumento de tejido celular subcutáneo, propio de las pacientes con alto índice de masa corporal hace que se aumente la producción endógena de estrógenos, considerándose un factor de riesgo para padecer la enfermedad.

Por lo tanto, a toda paciente con hiperplasia endometrial benigna se le va a recomendar modificar su estilo de vida, así como, la pérdida de peso.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR

Dra. Belén Molinerginecóloga del Instituto Bernabeu.


Si desea puede concertar una

Valoración