Sistema Inmunológico - Instituto BernabeuPara que se produzca el pequeño gran milagro de la gestación intervienen numerosos factores que hacen que ésta sea posible. Algunos de ellos son conocidos ampliamente mientras que otros, como el sistema inmunitario y su papel en la implantación embrionaria, se encuentran todavía en un proceso de estudio e investigación profundos dada su relevancia. Si el sistema inmune es el que protege al cuerpo de infecciones y enfermedades gracias a las defensas, ¿de qué forma interviene en el logro del embarazo?

Los expertos de la Unidad de fallo de implantación del Instituto Bernabeu explican, en primer lugar, el funcionamiento del sistema inmune,  que es el que se encarga de “protegernos de cualquier organismo extraño que pueda atacarnos”. La doctora Belén Moliner, ginecóloga del IB, añade que existen diferentes tipos de inmunidad. Por una parte, la inmunidad innata, que se encuentra en todo ser vivo, y por otra, la inmunidad adquirida, que es exclusiva del ser humano y que es la que permite la creación de anticuerpos. Esto quiere decir que cuando el cuerpo humano está en contacto con una infección que ya ha tenido antes, puede responder “de una forma rápida y coordinada ante ella para defenderse”. Esto sucede gracias a que tiene memoria y por tanto es capaz de recordar e identificar moléculas que pueden resultar dañinas como las bacterias.

Si aplicamos esto al logro del embarazo, hay que tener en cuenta que el embrión es un conjunto de células que el sistema inmune de la madre debe identificar adecuadamente para permitir que se implante. Se demuestra así el “importante papel del sistema inmunitario en la implantación embrionaria junto con otros muchos factores”.

¿Y con qué defensas contamos en el sistema inmunitario y que son claves en ese proceso? La Unidad de fallo de implantación del Instituto Bernabeu explica que “ahora somos capaces de detectar ciertas moléculas que sabemos que son muy importantes en la implantación y en el origen de la misma”. Concretamente, las más estudiadas en el útero son las moléculas llamadas Natural Killer y los linfocitos T Helper.

Las Natural Killer son moléculas que permiten al embrión, una vez implantado, desarrollar unos pequeños tentáculos que son el origen de sus vasos sanguíneos y que serán la vía para alimentarse. Pero pese a su importancia, después de muchas investigaciones, los expertos han comprobado “que pacientes que tienen un exceso de esas moléculas tienen más abortos de repetición. Al haber demasiadas Natural Killer lo que se produce al final es una implantación demasiado agresiva en el endometrio” que provoca que finalmente no se logre la gestación.

El segundo tipo de defensas más importantes para la implantación son los linfocitos T helper, que son las moléculas que ayudan al sistema inmunitario a decir si algo es una bacteria y, en ese caso, si hay que llenarla de anticuerpos para poder defenderse de ella. Existen dos tipos de T helper, el LTH1 y el LTH2, y una disparidad en este tipo de defensas puede afectar negativamente la implantación del embrión.

Además, desde el centro alicantino insisten en “la importancia de tener un correcto balance de sistema inmune, que tenga todas las células en el sitio adecuado y con la cantidad adecuada. Si no está equilibrado a lo mejor es por alguna razón y esa razón puede ser la causa por la que no se consiga el embarazo. En general, un sistema inmune alterado puede estar relacionado con los abortos de repetición o los fallos implantatorios. Y esto es por el hecho de que el sistema inmune es una parte importante en la implantación embrionaria”.

Una vez que se han detectado esas moléculas presentes en el sistema inmunitario y su influencia en el logro del embarazo, ¿de qué forma podemos analizar que estén correctamente equilibradas? El Instituto Bernabeu dispone de unos análisis para determinar si existe un problema inmune en fallos en la implantación del embrión o abortos de repetición. Así, se analizan las Natural Killers y los dos tipos de T helper. Este análisis, que forma parte de todo un programa integrado en la Unidad de Inmunología embrionaria del Instituto Bernabeu, permite que los expertos de la clínica alicantina se aseguren de que “todo esté como toca, que las moléculas  Natural Killer no estén en exceso ni en defecto, y ver si hay una disparidad con los T helpers para intentar equilibrarlos”.

Respecto a este análisis, la Dra. Belén Lledó, bióloga molecular del IB, explica que se realiza una analítica que evalúa la actividad del sistema inmune de la paciente. Así, “hay líneas de investigación destinadas a identificar cualquier otra molécula que pueda explicar el fallo de implantación y el aborto de repetición”. Por lo que respecta a las Natural Killers, “se las cuantifica y se observa los distintos tipos para poder obtener también mayor información sobre esos problemas reproductivos”.

Estos análisis son ya una realidad en centros punteros de reproducción asistida y contribuyen así a lograr que muchas pacientes hagan realidad su deseo de ser madres. Pero la investigación en el papel que desempeña el sistema inmunitario humano en el éxito del embarazo continúa abierta y avanzando. Es un campo de investigación que tiene su sentido ya que el sistema inmune es muy importante y mucho más en el caso de la implantación embrionaria.

Si desea puede concertar una

El sistema inmunológico para el embarazo
5 (100%) 1 voto