Unidad de endometriosis del Instituto Bernabeu

Cuidado integral y totalmente personalizado para mejorar la calidad de vida, reduciendo las molestias y previniendo posibles complicaciones, así como la mejora y preservación de su fertilidad.

¿Qué es la endometriosis y cuáles son sus síntomas?

La endometriosis es la enfermedad que provoca que el tejido uterino (endometrio) crezca fuera del útero. Es una enfermedad que afecta al 10-15% de las mujeres en edad fértil, llegando a afectar hasta al 50% de las mujeres con dificultades reproductivas. Su origen todavía es desconocido y su influencia sobre la fertilidad variable. Por ejemplo, podemos ver casos con grandes lesiones endometriósicas que no afectan a su fertilidad y por otro lado lesiones mínimas que provocan trastornos reproductivos.

En ocasiones, la endometriosis, no solo provoca que el tejido uterino -que llamamos endometrio- se localice fuera de él. También podemos encontrarlo en forma de quistes en los ovarios (causando endometriomas), en las trompas, o en cualquier parte del cuerpo a excepción del bazo. Estos implantes endometriósicos responden a las hormonas de la misma forma que el endometrio, de tal manera que, durante la menstruación pueden crecer mes a mes e incluso provocar un leve sangrado e intenso dolor.

SÍNTOMAS DE LA ENDOMETRIOSIS:

La endometriosis puede provocar diferentes síntomas. El Dolor durante la menstruación es el síntoma más frecuente (dismenorrea), así como excesivo sangrado menstrual y dependiendo de la ubicación del implante también puede provocar estreñimiento o diarrea, hematuria (orinar sangre) durante la menstruación o dolor en las relaciones sexuales con penetración.

Sin duda uno de los síntomas que más preocupa a las mujeres con endometriosis es la dificultad para ser madres. Los problemas reproductivos que puede ocasionar van desde abortos de repetición, problemas para la implantación del embrión, anomalías en la ovulación y obstrucción en las trompas entre otros.

TIPOS DE ENDOMETRIOSIS:

La clasificación más utilizada hasta el momento es la que realizara en 1996, la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva:

  • Estadio I: mínimo.
  • Estadio II: leve.
  • Estadio III: moderado.
  • Estadio IV: severo.

Con esta clasificación existen dos problemas fundamentales. El primero es que no existe una buena correlación con los problemas de esterilidad que pueda padecer la paciente y el segundo es que requiere de cirugía para su clasificación. Por ello actualmente tendemos a clasificarla como:

  • Superficial: hallazgo fundamentalmente tras una intervención quirúrgica.
  • Endometriomas: presencia de quistes en los ovarios.
  • Profunda: tras el hallazgo quirúrgico o ecográfico de implantes endometriosicos profundos.

¿Cómo saber si tienes endometriosis?

Uno de los problemas para pacientes y médicos es que la intensidad del dolor, su localización o duración no guarda siempre relación con lo que se aprecia en la ecografía ginecológica, por lo que a menudo la paciente se pueda sentir incomprendida y frustrada, al no encontrase hallazgos que la diagnostiquen claramente y no encontrar solución a su dolor.

En la Unidad de Endometriosis del Instituto Bernabeu, somos pioneros en incorporar los últimos avances para su diagnóstico analizando nuevos biomarcadores fiables (medidores del sistema inmune), las citoquinas. En una sencilla muestra de sangre, estudiamos los mediadores que participan en el proceso inflamatorio que es la endometriosis, permitiéndonos un diagnóstico más preciso y obteniendo una información inestimable en relación a su grado de actividad y gravedad, pudiendo evitar en la mayor parte de casos la cirugía diagnóstica y las relevantes consecuencias que ésta provoca en la fertilidad.

¿Qué hacemos en la Unidad IB de endometriosis?

La correcta evaluación y tratamiento de la endometriosis requiere a menudo un abordaje multidisciplinar, llevado a cabo por ginecólogos con experiencia diagnóstica por la imagen y diestros laparoscopistas con experiencia en Reproducción Asistida.

Si antaño el tratamiento era eminentemente quirúrgico, hoy consideramos que debe ser conservador cuando afecta a los ovarios, pues la extirpación del tejido endometriósico conlleva la pérdida de valiosos folículos del ovario, disminuyendo su reserva funcional y por tanto acortando y reduciendo la reserva ovárica.

DIAGNÓSTICO

Antaño, el diagnóstico establecido de endometriosis era anatomo-patológico, es decir, habría que extirpar el implante y tras analizarlo, confirmarlo. Actualmente, este proceso agresivo, y que, a menudo, empeora la situación reproductiva de la pareja ya no es necesario.

En el Instituto Bernabeu poseemos ecógrafos de alta resolución que nos permiten realizar el diagnóstico de una forma certera. Es cierto, sin embargo, que muchas de nuestras pacientes, ya acuden con el diagnóstico perpetuado. Con nuestra experiencia, podemos establecer mejor el grado de afectación de la enfermedad y el pronóstico de ésta.

A ello sumamos el estudio en sangre de nuevos biomarcadores genéticos: Las citoquinas. Las citoquinas son proteínas producidas por varios tipos de células  que actúan como mediadores en procesos inflamatorios y en la respuesta inmunológica. Debido a ello, pueden considerarse como biomarcadores cuyos niveles podemos encontrar elevados en caso de sospecha clínica de endometriosis.

La combinación de este diagnóstico avanzado resulta muy útil para pacientes diagnosticadas de esterilidad de origen desconocido al detectarse su naturaleza.

ADENOMIOSIS

La adenomiosis, es la situación en la que el tejido endometrial se localiza en el espesor de la pared del útero (endometriosis en el útero) pudiendo comprometer su capacidad para que implanten los embriones.

Nuestro objetivo de los últimos años tras la incorporación de la ecografía tridimensional a nuestra práctica clínica habitual, ha sido el diagnosticar esta patología tan desconocida.

Actualmente somos capaces de ver los diferentes signos ecográficos que conforman la adenomiosis, y una de nuestras líneas de investigación es la de establecer la capacidad implantatoria uterina dependiendo de la gravedad de ésta. 

¿Qué pruebas se realizan en la unidad IB para el tratamiento de la endometriosis?

La endometriosis provoca que la reserva ovárica se reduzca con el tiempo, por lo que, consideramos necesario, en primer lugar un buen diagnóstico de reserva ovárica, para poder orientar a la paciente sobre sus posibilidades de embarazo en el futuro. La reserva ovárica se evalúa mediante el recuento de folículos antrales, la hormona antimulleriana y la edad de la paciente entre otros.

Dependiendo del grado de endometriosis, se sabe que la anatomía pélvica puede estar distorsionada, afectando entre otras estructuras a las trompas de Falopio. Para estudiarlo, realizamos la histerosonografía -que ha sustituido a la histerosalpingografía- lo que evita la irradiación de la pelvis y la molestias de esta exploración.

Durante el proceso e individualizando la situación de cada paciente con sus potenciales beneficios, en aquellos casos en que fuera necesario, la Histeroscopia es un procedimiento de utilidad para valorar de forma directa la cavidad endometrial, así como, afianzar lo encontrado en las imágenes ecográficas. 

ENDOCRINOLOGÍA, NUTRICIÓN Y ACUPUNTURA PARA LA ENDOMETRIOSIS

Determinados alimentos pueden modular la intensidad y la proyección o freno de la enfermedad o de los síntomas, por ello la Unidad de Endometriosis del Instituto Bernabeu también cuenta con el respaldo de nuestro equipo endocrinológico y nutricionista para aportar valoración y asesoramiento nutricional con el fin de potenciar los recursos naturales en la lucha frente a la misma y así ayudar a modular la progresión y la sintomatología asociada.

Para mejorar la calidad de vida y complementar el cuidado ginecológico y endocrinológico, la acupuntura favorece un alivio significativo del dolor y la inflamación, por ello también ofrecemos este apoyo terapéutico especializado.

¿Qué se puede solucionar?

En el Instituto Bernabeu, facilitamos soluciones individualizadas, teniendo varios proyectos de investigación específicos, en los que el tratamiento convencional ha sido refractario, así mismo, contamos con dos unidades especializadas en los grandes problemas que puede producir la endometriosis:

 

Preservar la fertilidad: VITRIFICACIÓN DE OVOCITOS

La vitrificación de ovocitos , es la técnica que permite conservar los propios “óvulos” cuando todavía son jóvenes para poder utilizarlos cuando la paciente con endometriosis quiera ser madre, dado que la enfermedad puede comprometer su fertilidad conforme transcurren los años.



Test de autodiagnóstico. ¿Puedo tener endometriosis?


¿Con qué edad tuvo su primera regla?
Antes de los 10 años
Entre los 11 y los 15 años
Después de los 16 años


¿Tiene usted dolor con las menstruaciones?
No, nunca
Si, ocasionalmente
Si, siempre


¿Tiene usted dolor durante las relaciones sexuales?
No, nunca
Si, ocasionalmente
Si, siempre


¿Necesita tomar analgésicos durante la menstruación?
No, nunca
Si, ocasionalmente
Si, siempre


¿Ha tenido que ir al hospital por dolor menstrual?
No, nunca
Si, ocasionalmente
Si, siempre


¿Ha tenido alguna dificultad para gestar?
No, nunca
Si, he necesitado al menos 6 meses de búsqueda para conseguirlo
Si, he necesitado tratamiento de reproducción asistida


¿Tiene algún familiar diagnosticado de endometriosis?
No
No tengo conocimiento
Si


¿Cuántas compresas o tampones usa los días con mayor intensidad de la regla?
Menos de 6 tampones/compresas al día
Entre 6 y 11 tampones/compresas al día
Más de 12 tampones/compresas al día


¿Tiene alguna malformación uterina diagnosticada?
No
Si


¿Tiene alguna enfermedad autoinmune o reumatológica diagnosticada?
No
Si


¿Le han diagnosticado miomas uterinos a usted o a algún familiar cercano?
No
Si
A mí no, sólo a un familiar






Ver Valoración

 

¿Le ha parecido interesante? No

Suscríbase al Newsletter IB

Necesitamos un email válido y que acepte los términos y condiciones de la web.
¿Quiere que
le asesoremos?