Relación entre fertilidad y estado nutricional: Introducción.

La nutrición es reconocida como uno de los principales factores ambientales que afectan a la capacidad reproductiva. Las mujeres con bajo peso pueden tener trastornos menstruales y consecuentemente alteraciones de la ovulación que dificulten la consecución de un embarazo. Por otro lado la obesidad y el sobrepeso alteran la capacidad reproductiva de las mujeres. Es evidente que el tejido graso (adiposo) juega un papel importante en el metabolismo de las hormonas sexuales y la obesidad en las mujeres parece afectar a la capacidad reproductiva. La probabilidad de embarazo espontáneo disminuye de forma lineal a medida que aumenta el Índice de Masa Corporal (forma de medir si existe exceso de peso corporal).

La nutrición en el periodo periconcepcional (el que rodea al momento exacto de la concepción) parece ser un importante condicionante de la posible aparición de malformaciones congénitas, complicaciones materno-fetales durante el embarazo e incluso consecuencias a largo plazo para la descendencia. En las mujeres que están planificando una futura gestación debe asegurarse un aporte “extra” de algunos elementos que definiremos más adelante como suplementos nutricionales

¿Necesita ayuda?
Le orientamos sin compromiso