¿Qué son los folículos ováricos?

Para empezar decir que no son los folículos. Los folículos no son los ovocitos (óvulos). Muchas pacientes confunden estos términos creyendo que folículo equivale  ovocito.

El ovocito es el gameto femenino, como el espermatozoide es el gameto masculino. Estas son las células que intervienen para conseguir embriones tras la fecundación.

El folículo es una estructura  anatómico-funcional que forma parte del ovario y el ovocito es la célula que irá madurando en una parte microscópica de pared interna de un folículo a lo largo del ciclo ovárico espontáneo o estimulado en condiciones normales. Además, el folículo contiene otro tipo de células que producen estrógenos, necesarios para el normal desarrollo de la maduración de los óvulos.

Ciclo ovárico: Maduración folicular (fase folicular). Ovulación. Formación del cuerpo lúteo (fase lútea).

La dotación de ovocitos se determina en las primeras semanas de la vida del embrión hembra. A partir de la menarquia (primera menstruación) se van seleccionando, en cada ciclo un ovocito. Los ovocitos de mejor calidad serán los primeros en seleccionarse de tal manera que,  con el paso del tiempo, los óvulos de los ciclos sucesivos tienen menor calidad. Esto explica porqué a mayor edad la mujer tiene más dificultad para quedarse embarazada y hay mayor tasa de aborto.

¿Por qué es importante conocer cuál es la dotación de folículos en cada mujer y su evolución a lo largo del ciclo ovárico? ¿Cómo podemos estudiarlo?

Dentro del estudio de fertilidad de la mujer es fundamental saber cuál es su reserva ovárica. Para su valoración se realizan análisis hormonales (Hormona antimülleriana, FSH, LH, estradiol,…) y ecografías vaginales en sus distintas modalidades.

Actualmente sigue siendo el recuento de folículos por ovario la estimación más fiel de la reserva ovárica en una paciente determinada. Dicha reserva, se expresa en nº de folículos por ovario observados en los primeros días del ciclo (2º a 5ª) a través de la realización de una ecografía vaginal. Estos folículos se denominan “antrales”. La ecografía también nos permite seguir la evolución o crecimiento de los folículos tanto en un ciclo espontáneo como en un ciclo estimulado en tratamiento de fertilidad.

Dependiendo del número de folículos antrales, se considera que una mujer tiene una reserva ovárica adecuada o normal si el recuento es de 6 a 10. Baja reserva ovárica si el recuento es inferior a 6 y alta reserva ovárica si es superior a 12. El tamaño folicular en esta fase del ciclo es de 2 a 10 mm.

Las mujeres con reserva baja tienen más riesgo de no responder al tratamiento y las mujeres con alta reserva tienen riesgo de responder de forma exagerada. En ambos casos, es más probable que el ciclo de tratamiento deba ser cancelado que cuando el recuento folicular es normal.

*En un ciclo natural, de entre los folículos  antrales,  se selecciona uno llamado “dominante”. Dicho folículo se diferencia de los demás por su tamaño y rápido crecimiento. Finalmente será un  folículo maduro o de De Graaf preparado para “ovular”. Los demás se atresian, es decir, desaparecen o mueren como parte de un proceso biológico programado. Antes de que se produzca la ovulación el diámetro medio del folículo dominante será de 22 a 24 mm (intervalo de 18 a 36 mm). Es el único marcador que puede predecir la ovulación con seguridad.

*En ciclo estimulado (tratamiento hormonal), en general, crecen todos o casi todos los folículos  antrales. El ritmo de crecimiento será diferente para cada uno de ellos. Cuando varios de ellos han alcanzado un tamaño de aproximadamente 18 mm se administra una hormona hCG (ovitrelle®) que desencadenará la ovulación. La recogida de óvulos se programa unas 36 horas tras la administración de dicha hormona. La finalidad del tratamiento es recoger el máximo de óvulos maduros  que posteriormente puedan ser fecundados por los espermatozoides.

Sin embargo, el crecimiento de un folículo no significa siempre que contenga en su interior un óvulo maduro.

Al igual que en una muestra de semen no todos los espermatozoides tienen calidad para fecundar, no todos los folículos contienen ovocitos maduros, ni todos los ovocitos tienen la misma calidad.

En un porcentaje muy bajo de casos, se puede producir el llamado Síndrome de folículo vacío. Sería la no recuperación de ovocitos  tras estimulación ovárica en un tratamiento de FIV en pacientes con un crecimiento de  folículos y niveles estradiol (hormona producida por unas células que recubren la pared del folículo) adecuados. Su causa exacta es desconocida. Se han barajado diversas situaciones como error en la administración de la hCG,  anómala respuesta al tratamiento, alteración en la maduración folicular,… No existen factores predisponentes claros que puedan ayudar a estimar o establecer su posible aparición aunque se ha observado con más frecuencia en mujeres con historia previa de esterilidad primaria (mujeres que nunca han tenido un embarazo) y que presentan buen recuento folicular. Es un suceso poco frecuente (<7%), sin embargo, su incidencia aumenta con la edad. El que una paciente presente esta situación no significa, en la mayoría de los casos, un problema de fertilidad. De hecho la mayoría tendrán una maduración folicular y nº de óvulos recogidos normales.

Para terminar me gustaría resaltar, que cualquier mujer, aunque no esté pensando en buscar embarazo en la actualidad, puede conocer con un simple recuento de folículos, durante la ecografía de un control ginecológico rutinario, su reserva ovárica. De esta forma, un porcentaje no despreciable de mujeres podría saber con antelación si ésta es adecuada o no. Quizá, muchas personas se plantearían buscar embarazo antes si conocieran esta condición. No hay que olvidar que el ovario, por desgracia, es un órgano que “se cansa” pronto. Tiene una vida media inferior comparado con otros órganos.

Dra. Lydia Luque, ginecóloga del Instituto Bernabeu.

Para conocer los próximos temas de nuestro foro, síganos en facebook

Si lo desea concierte una consulta médico on-line o pida su cita.

Más información consulte nuestra web: www.institutobernabeu.com