Conozca nuestra unidad médica para el tratamiento del fallo de implantación y aborto de repetición.

Este post ha sido actualizado en una nueva entrega: conoce el foro IB para las ÚLTIMAS NOVEDADES PARA EL TRATAMIENTO DEL FALLO DE IMPLANTACIÓN Y ABORTO DE REPETICIÓN.

Quizá la sensación más devastadora que sufrimos médicos y pacientes durante un tratamiento de fecundación in Vitro (FIV) sea comprobar que el embarazo no se consigue tras repetidos intentos o se interrumpe precozmente con abortos de repetición. Es decir nos enfrentamos a un fallo de implantación.

Como genera una enorme frustración en los pacientes, se presta a “tratamientos” empíricos, que ofrecen soluciones “milagrosas”.

Para el especialista en Reproducción Humana, tratarla con éxito, representa uno de los desafíos más importantes que hoy en día tenemos que afrontar.

Por ello, vamos a exponer cómo enfrentarnos con éxito a este problema:

La implantación embrionaria es un proceso de extraordinaria complejidad que requiere un embrión que sea capaz de ello y un endometrio receptivo, así como el establecimiento de una buena comunicación entre el endometrio y el embrión.

Para empezar, recordemos que en la naturaleza humana sólo uno de cada 4 embriones culmina la anidación, por lo que nos aparece como el gran reto y la gran desconocida.

En el origen del Fallo de Implantación hay implicados tanto factores embrionarios como maternos y paternos, por lo que es preciso un estudio minucioso de todos ellos antes de indicar un nuevo tratamiento que sólo traería una carga adicional y a menudo insoportable de frustración a los pacientes.

Junto a ello una cuidada evaluación de todos los tratamientos llevados a cabo hasta la fecha.

Para simplificar démonos cuenta que aquí hay tres protagonistas: la madre, el padre y el embrión.

La contribución MATERNA, es la más compleja; pueden haber problemas en el útero como malformaciones, tumores, cicatrices, adherencias, infecciones o inflamaciones que afecten la receptividad uterina, por lo que se precisa una evaluación cuidadosa mediante una histeroscopia diagnóstica, cultivos uterinos y en ocasiones el estudio mediante biopsia del endometrio, que es la capa dónde anida el embrión.

Los problemas ováricos, constituyen el 2º factor a estudiar: Revisar la respuesta ovárica, el número y calidad de ovocitos recuperados, la evolución de los mismos, en los ciclos realizados hasta el momento.

Volveremos a ello cuando hablemos del embrión. Debe descartarse asimismo, la presencia de focos infecciosos vecinos al útero como el caso de hidrosálpinx como secuelas de infecciones tubáricas previas

Y por último trastornos inmunológicos o de la coagulación sanguínea que obstaculicen la implantación. Su estudio se lleva a cabo mediante análisis de sangre para detectar la presencia de anticuerpos “contra la implantación” y de alteraciones de la coagulación que hacen que pequeños microtrombos perjudiquen la normal llegada de sangre para nutrir el embrión temprano.

En los dos progenitores deben estudiarse alteraciones cromosómicas: Un cariotipo, esto es un estudio de los cromosomas, las estructuras que transportan la carga hereditaria, nos aporta una valiosísima información, que en ocasiones se debe completar con pruebas más específicas como iremos viendo más adelante.

El segundo protagonista, el PADRE. Además del cariotipo reseñado, un estudio básico del semen, conocer el porcentaje de espermatozoides que portan DNA fragmentado y su dotación cromosómica mediante los test del TUNEL y FISH, nos permiten descender a niveles muy detallados de la aportación paterna al futuro embrión.

Ahora llega el turno a la evaluación del tercer paciente: el EMBRIÓN.

LamInstituto Bernabeuentablemente, la información que a día de hoy podemos recoger es escasa.

Sin embargo una detallada evaluación de los ciclos realizados hasta el momento: nº de ovocitos obtenidos, tasa de fertilización, técnicas utilizadas, recursos tecnológicos y humanos que han intervenido en los tratamientos previos, evaluación minuciosa del desarrollo embrionariodurante los días en que estos permanecen en el laboratorio, hasta el día de su transferencia, las características que presentan son fundamentales para establecer un pronóstico certero.

Llegados a este punto debemos poder proponer soluciones y dar un pronóstico a la pareja. En la mayoría de los casos la individualización del tratamiento es el mejor camino.

Sin olvidar que la experiencia nos enseña que parejas que han sufrido 3 pérdidas gestacionales precoces tiene por sus propios medios hasta un 70% de posibilidades de culminar un embarazo con éxito, sin necesidad de aplicar tratamiento alguno, varias técnicas mejoran los resultados:

En primer lugar la corrección de los problemas que hayan sido diagnosticados durante el estudio: tratar factores maternos o paternos, harán que la salud del embrión y del útero mejoren notablemente, aumentando las posibilidades de una correcta implantación y desarrollo embrionario.

También el estudio de la dotación cromosómica del embrión mediante el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) o ayudar a la eclosión embrionaria, cuando llega el momento en el que el embrión debe adherirse al útero materno.

En ciertas patologías que no pueden ser tratadas, nos veremos obligados a recurrir a la donación bien de ovocitos o de espermatozoides. Son alternativas que proporcionan una muy elevada tasa de éxitos.

En el horizonte, vemos como la biología molecular es una esperanza para el estudio y tratamiento de estas parejas: Hoy en día, líneas de investigación dirigidas a conocer el metabolismo del embrión nos permiten conocer sus necesidades y su funcionamiento temprano.

El Instituto Bernabeu es pionero en metabolómica del embrión.

Paso a paso, los resultados van mejorando el pronóstico y es mayor la ayuda que podemos ofrecer.

Conozca nuestra unidad médica para el tratamiento del fallo de implantación y aborto de repetición.

Recientemente hemos adquirido e implementado una nueva técnica vanguardista llamada  Array-CGH,  mucho más sensible y eficiente que el cariotipo convencional (permite identificar duplicaciones o ausencias de pequeñas regiones cromosómicas que el cariotipo no alcanza a detectar), lo que supone niveles de diagnóstico 10 veces superiores. Esta técnica, supone un gran avance para casos de esterilidad de causa desconocida y de fallo de implantación recurrente (conocer mas sobre Array-CGH)

Dr. Rafael Bernabeu, director médico del Instituto Bernabeu.

Para más información consulte nuestra web: www.institutobernabeu.com

Si desea puede concertar una