Inversión en tiempos de pandemia. Instituto Bernabeu incorpora en sus sedes 11 equipos incubadora time lapse que monitoriza al embrión y permite aumentar la tasa de embarazo

  • 07-01-2021

Invertir precisamente porque son momentos difíciles. El Instituto Bernabeu ha decidido no congelar el avance de la ciencia en espera de mejores tiempos, porque cada día es una oportunidad de seguir avanzando en la excelencia. El progreso nos permite encontrar los mejores tratamientos contra la infertilidad. Y para ello es vital la inversión en la más alta y vanguardista tecnología.

El Grupo Instituto Bernabeu acaba de incorporar once equipos incubadora time lapse Geri a sus laboratorios de Alicante, Madrid, Mallorca, Albacete y el internacional de Venecia. Se trata de una tecnología de última generación y gran precisión.

Cada equipo dispone de seis incubadoras independientes y personalizadas con capacidad para albergar cada una hasta dieciséis embriones de la misma paciente. Potentes microscopios realizan el seguimiento del desarrollo embrionario hasta la fase de blastocisto que el facultativo puede observar en tiempo real a través de la película cinematográfica de su evolución. El sistema permite monitorizar el desarrollo personalizado de cada embrión sin alterar sus condiciones de cultivo. Ya no es necesario realizar observaciones puntuales que obligan a sacar al embrión para observarlo bajo el microscopio.

Es posible vigilar en tiempo real las condiciones de desarrollo para elegir cuándo es más adecuado realizar la transferencia al útero materno, la cripreservación o bien, detectar el momento preciso para realizar la biopsia si es necesaria para detectar alteraciones cromosómicas y/o genéticas con la técnica DGP/PGT. Además, mejora las condiciones de cultivo para que el embrión llegue a la fase de blastocisto. Y al seleccionar y transferir al embrión con mayor capacidad de implantación se evitan los embarazos múltiples

La dirección de la clínica ha apostado por la inversión en los tiempos más difíciles marcados por la pandemia, para seguir poniendo a disposición de sus pacientes los mejores y más avanzados recursos. En este caso, las incubadoras permiten ofrecer a todos los pacientes alta tecnología que redundan en el incremento de la tasa de embarazo. Y ello con el compromiso de no repercutirlo en el precio del tratamiento. Un compromiso firme que mantiene el Grupo Instituto Bernabeu con los pacientes que en estos momentos también mantienen su confianza en la clínica para el proyecto de vida de tener un hijo sano.

El director de la Unidad de Embriología del Instituto Bernabeu, el doctor Jorge Ten, destaca “contamos con la información del embrión desde el día cero hasta el más adecuado para la transferencia o la biopsia, y ello ofrece mejores resultados”. Y añade que “las observaciones con incubadoras Geri presentan la oportunidad de analizar nuevos parámetros de desarrollo o morfocinéticos, los cuales pueden mejorar la precisión a la hora de seleccionar los embriones con mayor potencial para dar lugar a un embarazo evolutivo”.

El doctor Ten explica que semanalmente estas incubadoras pueden albergar hasta un máximo de 96 embriones. Y todas las pacientes van a disponer de la incubadora time lapse Geri sin que varíe el precio de su tratamiento. “Esta tecnología mejora la eficiencia, optimiza los tiempos y camina hacia la digitalización de los procesos”, enfatiza el director de la Unidad de Embriología del Instituto Bernabeu.

Para los embriólogos de la clínica se trata de una ventaja técnica que posibilita el seguimiento de cada paciente también desde el ordenador, la tablet o el dispositivo móvil del facultativo que recibe en tiempo real toda la información y de esta forma posibilita tomar las mejores decisiones en el momento preciso.

Para las pacientes es la tranquilidad de saber que hay un cuidado exquisito por parte de los embriólogos desde la primera división celular. A la vez, poder contemplar a través de una secuencia los primeros instantes de la vida es una experiencia cautivadora.

¿Necesita ayuda?
Le orientamos sin compromiso