1. ¿Duele?

La extracción para congelar tus óvulos es indolora. Se realiza a través de una pequeña intervención vía vaginal y con una ligera sedación.

2. ¿Cuál es la edad apropiada para la preservación de mis óvulos?

Aunque no hay una edad mínima ni máxima, lo recomendable es hacerlo antes de los 35 años para conseguir un número suficiente de óvulos de buena calidad, ya que a partir de los 35 años suele producirse un descenso de la calidad y la cantidad de los ovocitos.

3. ¿Cuánto dura el proceso? ¿Cuántos días tengo que ir a controles?

El ginecólogo va a diseñar el protocolo de estimulación que dura entre 8 y 10 días. Para lograr el mayor número de ovocitos se tiene que acudir a consulta una media de tres visitas para realizar los controles ecográficos para determinar la dosis de hormonas más adecuadas a cada mujer y optimizar la respuesta de los ovarios.

4. ¿Tendré que pedir baja laboral?

No es necesario. La extracción de los ovocitos es un proceso sencillo que dura unos 15 minutos y sólo tendrá que ausentarse del trabajo el día de la intervención, tras la cual es recomendable pasar una tarde relajada y evitar conducir.

5. ¿Cuántas veces hay que realizar el proceso? ¿es suficiente con una?

La finalidad de la estimulación es lograr un número adecuado de ovocitos. La personalización del proceso y la selección de los fármacos son claves para lograr la mayor captura de óvulos en una única punción ovárica. En los casos en que no se consigue un número adecuado, -por ejemplo, cuando por edad la reserva ovárica ha disminuido-, se aconseja realizar un posterior ciclo, para aumentar el número acumulado de óvulos.

6. ¿Hasta qué edad tengo de tiempo para usar los óvulos congelados?

Una vez criopreservados, los óvulos se mantienen en las mismas condiciones sin deteriorarse y el paso de los años no los daña. Pero debemos tener en cuenta que el límite de edad de la mujer para un tratamiento de reproducción asistida en España está entorno a los 51 años.

7. Ya ha llegado el momento de ser madre ¿ahora qué tengo que hacer para utilizar mis óvulos criopreservados?

Se inicia un proceso sencillo que no requiere de hormonas ni estimulación de los ovarios. Únicamente se debe preparar el cuerpo para acoger al embrión y programar el momento del ciclo adecuado para la anidación. Paralelamente, en el laboratorio, se descongelan los ovocitos, se fecundarán con el semen de la pareja y el embrión resultante se transfiere al útero materno. Los embriones que no son transferidos, se pueden congelar para futuros tratamientos.

8. Y si no he encontrado pareja masculina, ¿qué hago para ser madre?

La mujer que decide ser madre sin pareja puede recurrir a semen de donante. Los ovocitos son fecundados con el semen de banco y tras el nacimiento el bebe es registrado legalmente como hijo de familia monomarental.

9. ¿Puede afectar la criopreservación al futuro bebé?

La vitrificación no va a influir en el futuro bebé. No hay ninguna diferencia entre los niños nacidos tras un tratamiento de Fecundación in vitro con ovocitos o embriones congelados y los nacidos de un ciclo natural.

10. No quiero usar mis óvulos criopreservados. ¿Cuál es el fin que puedo darles?

Si finalmente no se quiere recurrir a los óvulos congelados, la paciente puede decidir libremente qué hacer con ellos. Existen tres posibilidades: Una de las opciones es donarlos para que otras parejas tengan la oportunidad de ser padres. Donarlos a la ciencia o también desecharlos.

Si desea puede concertar una

10 cosas que debes saber si quieres congelar tus óvulos
5 (100%) 1 voto