“Biomarcadores de respuesta ovárica y calidad ovocitaria”. Conferencia del Dr. Joaquín Llácer

  • 17-10-2014
Hoy viernes 17 de octubre en el XIII Congreso de la SOGCV (Sociedad de Obstetricia y Ginecología de la Comunidad Valenciana) que tendrá lugar en el Hospital General de Alicante. El Dr. Llácer, Director de la Unidad IB para el tratamiento de la baja respuesta ovárica, interviene como ponente a las 13:15 con su charla “Biomarcadores de respuesta ovárica y marcadores subrogados de la calidad ovocitaria” enmarcada dentro de la Sesión Científica del congreso: Controversias en Reproducción.
 
La conferencia versará sobre los marcadores utilizados para predecir la respuesta ovárica y la calidad de los ovocitos obtenidos.
 
Antes de iniciar un tratamiento de FIV resulta fundamental conocer la capacidad de respuesta a la estimulación. Dependiendo de la respuesta esperada, utilizaremos un protocolo de estimulación determinado. En pacientes “baja respondedoras” intentaremos aplicar protocolos de preparación específicos para conseguir aumentar el número de ovocitos obtenidos. Por el contrario en pacientes con alta capacidad de respuesta utilizaremos estrategias basadas en protocolos suaves o incluso a la congelación electiva de los embriones para evitar una complicación potencialmente grave como el Síndrome de Hiperestimulación Ovárica.
 
Los biomarcadores utilizados en la predicción de la respuesta ovárica son la Hormona Antimulleriana y el Recuento de Folículos Antrales a través de la ecografía. Ambas pruebas son en la actualidad las que mejor predicen la respuesta y deben ser realizadas antes de iniciar cualquier estimulación ovárica para poder individualizar tanto las dosis de medicación como los protocolos de estimulación.
 
Dichos test son muy sencillos de realizar, un simple análisis de sangre en el caso de la Hormona Antimulleriana y una ecografía para el Recuento de Folículos Antrales.
 
Además de predecir la respuesta, nos dan información bastante precisa sobre la reserva ovárica, es decir, sobre la cantidad de óvulos que restan en los ovarios. Esto ayuda tanto a los médicos como a las mujeres a tomar decisiones sobre su futuro reproductivo.
 
Por lo que respecta a la calidad de los óvulos, entendiendo por esta la probabilidad de generar embriones que dan lugar a recién nacidos sanos, el marcador fundamental sigue siendo la edad. Las mujeres de edad avanzada tienden a generar un alto porcentaje de embriones con alteraciones cromosómicas que los incapacitan para implantar o les destina a terminar en un aborto. En estas pacientes, la aparición de técnicas de screening cromosómico embrionario (CCS) nos está ayudando a evitar tratamientos infructuosos o abortos.
 
Todos estos marcadores, hacen que en la actualidad podamos conocer mucho mejor el pronóstico de nuestras pacientes individualizando los tratamientos para conseguir no solo aumentar las probabilidades de embarazos sino también para disminuir la indecencias de complicaciones como el embarazo múltiple y la hiperestimulación ovárica.
 
 

Instituto Bernabeu

¿Necesita ayuda?
Le orientamos sin compromiso