Un estudio de Instituto Bernabeu investiga el uso de medicamentos en condiciones distintas a las autorizadas para un programa FIV en pacientes con baja respuesta

  • 11-07-2018

Instituto Bernabeu ha presentado al 32º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) celebrado en Madrid un trabajo cuyo objetivo ha sido conocer los medicamentos utilizados en condiciones diferentes a las autorizadas en tratamientos de Fecundación in Vitro (FIV) en pacientes de baja respuesta, su frecuencia de uso así y ha revisado los aspectos legales de su administración. El trabajo lleva por título: “Uso de medicamentos en condiciones diferentes a las autorizadas dentro de un programa de Fecundación in Vitro: revisión de los aspectos legales y experiencia de uso en pacientes con baja respuesta ovárica”.

La investigación se centra en los casos de estimulación ovárica en baja respuesta, cuando en tratamiento de FIV el número de óvulos es inferior al esperado, apenas tres o menos óvulos.

En estos casos, cuando la única alternativa que queda a la paciente es abandonar el tratamiento, se plantean estrategias para conseguir un mayor número de ovocitos y estos se salen de los protocolos de estimulación convencionales, señala la autora del trabajo, la enfermera de Instituto Bernabeu, Tamara Ruiz. Y entre ellos está el uso de medicamentos en condiciones diferentes a las autorizadas, utilizar medicamentos para un uso que no está incluido en la ficha técnica, explica. En ocasiones porque no hay suficiente evidencia de eficacia para esas situaciones o porque no hay suficientes estudios al haberse suspendido por no ser económicamente rentables, destaca.

El estudio ha analizado 922 ciclos durante un año y en el 21% de ellos se han utilizado medicamentos en condiciones distintas a las autorizadas en su ficha técnica: el 90% de los ciclos han sido tratados con andrógenos, el 5% con hormona del crecimiento y el otro 5% restante con lotrozol.

En medicina reproductiva los andrógenos son claves para el desarrollo de los folículos y mejoran la respuesta a la estimulación ovárica. La hormona del crecimiento por su parte mejora la calidad de los óvulos y la capacidad del útero para mejorar su anidación. Y letrozol que se utiliza como adyuvante en mujeres con cáncer de mama se utiliza en medicina reproductiva para sensibilizar los ovarios y obtener más ovocitos.

Desde el punto de vista legal estos medicamentos están permitidos en situaciones en las que no hay otras alternativas terapéuticas o en el caso de que el médico justifique sus beneficios y riesgos. Y esa información debe de constar en un consentimiento específico que deben firmar los pacientes.

En conclusión, el estudio presentado a la SEF por Instituto Bernabeu concluye que el uso de fármacos en condiciones diferentes a las autorizadas es frecuente en los tratamientos FIV. Y los pacientes aceptan mayoritariamente su uso tras la indicación médica y una adecuada información.

Uso de medicamentos en condiciones diferentes a las autorizadas dentro de un programa de Fecundación in Vitro: revisión de los aspectos legales y experiencia de uso en pacientes con baja respuesta ovárica. Ruiz Jaramillo, T.; Aula Idiaquez, M.; Fernandez Del Olmo, C.; Garcia Amengual, E.; Valencia Lozano, E.; Ogallar Castillo, S.; Llacer Aparicio, J.; Bernabeu Perez, R. Comunicación oral.

Uso de medicamentos en condiciones diferentes a las autorizadas dentro de un programa de Fecundación in Vitro: revisión de los aspectos legales y experiencia de uso en pacientes con baja respuesta ovárica.

¿Necesita ayuda?
Le orientamos sin compromiso