El Instituto Bernabeu incorpora como protocolo en la primera visita de fertilidad un servicio de apoyo emocional

  • 25-05-2017

El Instituto Bernabeu ha incorporado, como parte de todo tratamiento de fertilidad y sin gasto añadido, el servicio de apoyo emocional, conscientes de que, las emociones y los sentimientos son parte fundamental en la búsqueda del embarazo. De esta forma, los pacientes conocen el proceso que van a iniciar y pueden prepararse para afrontarlo.

La posibilidad de fracaso es uno de ello. En segundo lugar, deben saber que es un camino de resultados constantes: desde el número de ovocitos que se logran en una estimulación a la cantidad de embriones obtenidos y los pacientes deben de ir asimilando los distintos pasos. Y un tercer punto de tensión emocional es la betaespera, los días entre la transferencia y la prueba de embarazo. Por eso, la consulta de apoyo emocional va preparando a los pacientes en todo lo que va a pasar, advirtiendo los sentimientos que en cada momento se pueden generar y las reacciones que estas situaciones crean.

Los pacientes con problemas reproductivos necesitan un abordaje completo, el aspecto médico es fundamental, y también lo es el emocional, y por ello el Instituto Bernabeu ha incluido en la primera visita de fertilidad la consulta de apoyo emocional sin gasto para la paciente en los tratamientos de fecundación in vitro, ovodonación, embrioadopción y el método ROPA.

Conscientes de que la estabilidad emocional es importante para centrarse en la nueva etapa para lograr el embarazo, el Instituto Bernabeu trabaja la gestión de las emociones y aplica novedosas técnicas con las que la paciente alcanza la estabilidad y la tranquilidad necesarias para afrontar su tratamiento y las decisiones a tomar.

Muchas mujeres llegan a la clínica con un alto grado de estrés y con un acumulado de frustraciones derivado de la incapacidad de concebir de forma natural. Un proceso que para algunas personas es incluso de años. Y a esa carga emocional se une la tensión que supone iniciar un tratamiento de reproducción.

La psicóloga Natalia Romera destaca que en la unidad de Apoyo Emocional se presta un servicio personalizado que se centra en lograr que la persona consiga conectar con el presente y alcance un estado de tranquilidad deseable. En la primera visita se realiza una recopilación de datos de los pacientes que arranca con la historia  clínica, para conocer qué apoyos familiares, sociales y de pareja tiene y sus antecedentes familiares. Con todos los datos se efectúa un diagnóstico para iniciar el proceso de apoyo emocional. 

“Cuando vienen a una primera visita  ya llevan una larga trayectoria. Es idóneo ver en qué estado se encuentra la persona y si hay desajustes emocionales, y no en todas las personas es lo mismo, hay quienes tienen más y quienes tienen menos ansiedad. Nosotros vemos ese desajuste emocional y cómo resolverlo”, explica la psicóloga del Instituto Bernabeu. La Unidad de Apoyo Emocional investiga si la persona tiene carencias sociales, empatía o asertividad respecto a su entorno y ofrecen pautas y ayuda para lograr mejorar una situación que en un primer momento llega a desbordarles.

Es importante conocer si el estado de ansiedad del paciente le afecta al trabajo y otros ámbitos; si tiene hábitos saludables o por el contrario, sufre un proceso de aislamiento. 

Una característica de las personas que sufren ansiedad cuando quieren quedarse embarazadas es la falta de conexión con el presente, viven en el pasado y piensan en el futuro. En la Unidad de Apoyo Emocional se ayuda a la persona a “conectar con el presente”, ofreciendo pautas para reducir esa tensión.

Servicio de apoyo emocional

¿Necesita ayuda?
Le orientamos sin compromiso