Coito Dirigido. Relaciones Programadas

Una sencilla primera posibilidad para lograr el embarazo desde la intimidad de la pareja

¿Cuántas parejas desean buscar ayuda de un especialista para quedar embarazados y no lo hacen por miedo a la complejidad de las técnicas de reproducción asistida? Lo cierto es, que a pesar de lo complejo que parezca, en realidad son muchas las parejas, que bien seleccionadas, pueden beneficiarse de realizar una técnica sencilla y lograr un embarazo de la forma más natural posible, a través del llamado Coito dirigido.

¿Qué es un coito dirigido?

Es una técnica sencilla, económica y de bajo riesgo, monitorizada por el ginecólogo, que consiste en dirigir las relaciones sexuales al momento más fértil del ciclo menstrual, que es el período ovulatorio. 

¿En qué consisten las relaciones sexuales programadas?

La técnica consiste en administrar una sencilla pauta de medicación, vía oral o en algunos casos unas hormonas inyectables a muy baja dosis, con la finalidad de inducir la ovulación en mujeres anovulatorias (ausencia de ovulación) o disovulatorias (con ovulaciones irregulares o ineficaces) o en otros casos, para ayudar o controlar la ovulación en mujeres con ciclos menstruales regulares. De esta manera, y en ocasiones mediante el seguimiento con algún control ecográfico, el médico le recomendará el momento ideal en el cual la pareja debe mantener relaciones sexuales, que coincida con el momento de la ovulación. 

¿Cuándo es el momento ideal para mantener relaciones sexuales?

En mujeres normoovuladoras (ciclos menstruales de 28 días), este momento coincide aproximadamente con el día 14 del ciclo.

Cuando el médico observe en la ecografía uno, dos o máximo 3 folículos mayores de 18 mm, podrá indicarle una inyección para la maduración final del óvulo o los óvulos y le indicará tener relaciones sexuales antes, durante y después de la esperada ovulación, esto sería a las 24, 36 y 48 horas posteriores a la inyección. Es recomendable evitar las relaciones sexuales unos 3-5 días previos a la ovulación.

En gran parte de los casos, sobre todo si el médico ya le ha monitorizado un ciclo, pueden realizarse los ciclos subsiguientes sin vigilancia médica estricta, reduciendo así el estrés que generan las visitas médicas continuadas, indicándole el momento más recomendable de cada ciclo para mantener relaciones sexuales.

Si el médico lo considera conveniente, podrá indicarle una medicación para soportar o ayudar a la segunda fase del ciclo (fase lútea), y preparar al endometrio (capa interna del útero) para la anidación.

¿Qué parejas son candidatas a utilizar el coito dirigido?

Tras una evaluación médica inicial, el médico le indicará si tiene buenas probabilidades de quedar embarazada a través de esta técnica. En líneas generales, quienes más se benefician son:

  • Esterilidad de poco tiempo de evolución (menos de 2 años)
  • Parejas jóvenes (idealmente mujeres menores de 35 años)
  • Pacientes anovulatorias
  • Pacientes oligomenorreicas (con ciclos menstruales muy largos)
  • Fase lútea inadecuada (insuficiente en la producción de progesterona en la segunda fase del ciclo)
  • Endometriosis leve (con trompas permeables)
  • Esterilidad sin causa aparente. 

¿Qué posibilidades tengo de quedarme embarazada con el coito dirigido?

En promedio, las posibilidades de gestar con esta técnica son de aproximadamente un 15% por ciclo. 

¿Cuántas veces puedo intentarlo a través de esta técnica?

Se recomienda un máximo de 6 ciclos, ya que por encima de esto, se ha visto que no aumenta las probabilidades de gestar a través de esta técnica. Si no se logra gestación, la recomendación sería optar por otra técnica como Inseminación Artificial o Fertilización In vitro. 

¿Cuáles son las posibles complicaciones?

Los coitos dirigidos son un tratamiento generalmente bien tolerado, muy sencillo y bastante seguro, sin embargo, en determinadas pacientes, puede aumentar las probabilidades de embarazo múltiple. Por ello, en pacientes de riesgo, es recomendable una vigilancia médica aunque sea inicial, para evaluar la respuesta a la medicación. Si ecográficamente se observa la presencia de más de 3 folículos, sería recomendable evitar las relaciones sexuales o derivar a otra técnica como fertilización in vitro si la respuesta ha sido muy elevada. La hiperestimulación ovárica a la medicación es muy rara, siendo las más susceptibles las pacientes con ovarios poliquísticos. 

¿Le ha parecido interesante? No

Contacte con el Instituto Bernabeu

Suscríbase al Newsletter IB

Facebook Twitter Youtube

Pida cita

Contacto

Cita Online

¿Quiere que le asesoremos?

Solicite cita en nuestros centros

Datos de la cita

Gracias por interesarse en nuestra institución. En breve nos pondremos en contacto con usted confirmando su petición.

Si lo prefiere, llámenos:

+34 965 50 40 00

Bebé Instituto Bernabeu