galeria-instituto-bernabeu-estudio-de-fertilidadEn la actualidad la edad de la mujer que acude para recibir asesoramiento reproductivo es muy superior a la de hace unos años. Por tanto entre los pacientes que se someten a un tratamiento de fertilidad existe un grupo importante de mujeres con edad avanzada que tendrá un peor pronóstico, lo que representa un gran reto para los especialistas en reproducción.

La edad afecta de forma negativa a todos los aspectos de la fertilidad de la mujer, pero sobre todo a la cantidad y calidad de sus ovocitos. A partir de los 35 años la reserva ovárica de la mujer disminuye siendo muy notable esta disminución a partir de los 38 o 40 años. Pero no sólo la cantidad de los ovocitos se ve afectada con la edad si no también la calidad, ya que se ha demostrado que se incrementan las alteraciones cromosómicas del ovocito que luego se trasladarán al embrión, generando embriones con menor capacidad de implantación o que darán lugar a abortos o a niños con malformaciones.

Por ello, cuando una mujer a partir de 38 o 40 años se somete a un tratamiento de reproducción asistida con sus propios ovocitos, se debe escoger la mejor estrategia para garantizar los mejores resultados. Por una parte debe elegirse un protocolo de estimulación que favorezca la obtención de un mayor número de ovocitos, y por otra debe asegurarse la transferencia del embrión con la máxima capacidad de implantación y de dar lugar a un niño en casa. Esto se puede conseguir, además de seleccionando el embrión de mejor morfología, mediante su análisis cromosómico completo (CCS o PGS) gracias a las avanzadas tecnologías existentes hoy en día como el array-CGH o la secuenciación masiva (NGS). La utilidad de estas técnicas como método de selección embrionaria en casos de edad materna avanzada se ha demostrado en un estudio realizado recientemente en el Instituto Bernabeu, en el que tras realizar esta técnica para seleccionar los embriones cromosómicamente normales (euploides) se consiguió alcanzar la misma capacidad de implantación en mujeres de edad avanzada que en mujeres jóvenes. Estos resultados han sido corroborados por un ensayo clínico randomizado realizado a nivel mundial (The STAR Trial -Illumina) con un gran número de pacientes. Estos trabajos revelan por tanto que el PGS/CCS/PGT-A es una prometedora opción para mejorar los resultados de los ciclos Fecundación In Vitro (FIV) principalmente en el grupo pacientes con edad materna avanzada.

Dra. Ruth Morales, biología molecular del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Utilidad del Screening cromosómico completo (PGS/PGT-A/CCS) en casos de edad materna avanzada
Valoración