Uno de los pasos claves para obtener excelentes resultados en un ciclo de Fecundación In Vitro (FIV) es el de disponer de un número suficiente de ovocitos maduros. Para ello, se precisa estimular la función de los ovarios y conseguir que a diferencia de lo que ocurre en el ciclo natural los ovarios logren madurar simultáneamente un número adecuado de ovocitos.

Los protocolos de estimulación más frecuentemente utilizados se basan en el uso de dosis de hormona folículo estimulante (FSH), combinados o no con otros fármacos, que varían entre 150 y 300 UI/día, y que nos darían un respuesta entre 7-15 folículos.

Hay varios ensayos clínicos que no han demostrado mejoras en los resultados cuando se emplean protocolos de estimulación enérgicos cuando se comparan dosis altas respecto a dosis más bajas.

Los medicamentos utilizados para este tipo de estimulación ovárica son caros,  requieren  inyecciones diarias y se prolongan entre 8 y 14 días por lo general. . Además estos regímenes no están exentos de efectos secundarios tales como el síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO) y  tal vez los niveles suprafisiológicos de estradiol provocados con estas estimulaciones parecen tener un efecto potencialmente negativo en la receptividad endometrial, la calidad ovocitaria y en consecuencia la calidad embrionaria.

Es por ello que, una alternativa a los protocolos clásicos sea el uso de estimulaciones leves, llamados sof-fiv o mild stimulation, en el que el objetivo es simplificar la estimulación, hacerla más cómoda, menos costosa y con menos efectos secundarios, reducir e incluso suprimir el número de inyecciones aunque el número final de ovocitos sea algo menor.

El problema que se nos puede plantear en la práctica clínica habitual con el soft fiv es que una respuesta ovárica reducida podría disminuir las tasas de embarazo, sin embargo, el aumento de la eficacia de los procedimientos de laboratorio y la actual tendencia de limitar el número de embriones que se van a transferir, ha hecho que sea menos necesaria una gran cantidad de número de ovocitos. A pesar de ello, este tipo de estimulaciones sólo estarían indicadas en pacientes con reserva ovárica normal, de edades no avanzadas o con riesgo de SHO, como son las pacientes afectas de síndrome de ovario poliquístico.

Dr. Rafael Bernabeu, Director Médico del Instituto Bernabeu

y Dra. Belén Moliner, ginecóloga del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Una técnica más suave y sencilla: SOFT FIV o MINI IVF
4 (80%) 2 votos