Actualmente, la donación de ovocitos es probablemente la técnica con mayor demanda en los centros de fertilidad, principalmente debido al incremento de la edad materna. La participación voluntaria de las donantes es clave, pero las donantes deben ser evaluadas cuidadosamente con el fin de evitar resultados insatisfactorios (no hay que olvidar que el objetivo final es el nacimiento de un niño sano sin perjuicio de  la donante ni de la pareja receptora).

En un estudio reciente realizado en nuestro centro y presentado en el Congreso de la Sociedad Británica de Fertilidad, se evaluaron las principales causas de rechazo en nuestro programa en 560 potenciales donantes de óvulos.

146 candidatas (26,1%) fueron rechazadas tras de la evaluación personal y psicológica inicial. De las  414 candidatas restantes, 46 (11,1%) no fueron aptas tras el examen médico. 368 pacientes continuaron con el estudio, resultando en 65 (17,6%)  de las candidatas excluidas por causas cromosómicas y genéticas, mientras que tres (0,8%) lo fueron por la serología.

En definitiva, aplicando nuestro protocolo sólo 300 de las 560 candidatas (53,6%) completaron finalmente el proceso de selección, dato que avala su seriedad.

grafico unidad operacional ovodonacion1

Hasta la fecha es el estudio que aporta el control más riguroso en la selección de las señoras candidatas a donar ovocitos.

Con el fin de garantizar la máxima idoneidad y seguridad del procedimiento, en el Instituto Bernabeu se lleva a cabo un estudio estricto y exhaustivo de las donantes candidatas que incluye su evaluación psicológica, clínica y genética:

  1. Evaluación Psicológica efectuada por una Psicóloga clínica. La evaluación incluye una entrevista personal y la aplicación de nuestro Cuestionario de Evaluación Psicológica EMAE para evaluar la personalidad de la candidata.
  2. Evaluación de la historia médica personal y familiar efectuada por un ginecólogo experto en fertilidad, así como un examen físico y ginecológico para garantizar el buen estado de salud general de la candidata y descartar la presencia de patología ginecológica.
  3. Estudios cromosómicos y genéticos para descartar la posible presencia de las enfermedades hereditarias más comunes en esta área geográfica que pudieran ser trasmitidas a la descendencia: Cariotipo (incluyendo polimorfismos cromosómicos relacionados con un mayor riesgo de aborto), cribado de la fibrosis quística, síndrome de X-Frágil, estudio genético de Talasemias y atrofia muscular espinal (AME). El ADN obtenido para los estudios genéticos es además almacenado en un Biobanco  por si fuera necesario en el futuro.
  4. Analítica general: Grupo sanguíneo y factor Rh, serología de Sífilis, serología de Hepatitis B y Hepatitis C, serología de VIH y pruebas de coagulación.
  5. Estudio para Citomegalovirus (CMV)
  6. Screening de las 10 enfermedades de transmisión sexual más habituales (Clamidia, gonorrea, herpes I y II, tricomonas, treponema, mycoplasma hominis y genitalium, ureaplasma, haemophilus).

Jaime Guerrero, biólogo del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Protocolo de selección de donantes de ovocitos en el Instituto Bernabeu
5 (100%) 1 voto