Instituto Bernabeu

IMSI corresponde las siglas en inglés de inyección intracitoplasmática de espermatozoides seleccionados morfológicamente. Esta técnica popularizada hace más de una década, emplea un microscopio de gran potencia que permite evaluar y seleccionar los espermatozoides que serán luego introducidos en el óvulo. Con la expectativa de aumentar las posibilidades de éxito en la implantación y disminuir las probabilidades de aborto.

Sin embargo, dos amplias y recientes revisiones acerca del IMSI, no han demostrado una mejoría en los parámetros. Tales como fecundación, desarrollo embrionario, tasas de implantación o tasa de aborto. Concluyendo que hasta el momento no existe suficiente evidencia médica que apoye su empleo rutinario. Por tanto son necesarios más estudios y de mejor calidad antes de recomendar el uso del IMSI en la práctica clínica. La técnica, al parecer, es importante como método de estudio de la morfología de los espermatozoides. Pero no como estrategia para ser propuesta a los pacientes, haciéndoles creer que van a tener un mejor pronóstico.

La selección estándar de espermatozoides previa a la ICSI sigue siendo la estrategia a emplear en la práctica clínica. Ya que otras técnicas de selección espermática –especialmente el IMSI- carecen de estudios adecuados que la validen.

Bibliografía

Cochrane. “Regular (ICSI) versus ultra-high magnification (IMSI) sperm selection for assisted reproduction”, febrero 2020

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

Dr. Juan Carlos Castillo, ginecólogo del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

IMSI ¿Mejora los resultados?
5 (100%) 4 votos