Instituto BernabeuA primera vista, la transferencia embrionaria parece ser el proceso más rápido y simple de todo el proceso de Fecundación In Vitro (FIV). No obstante, es en realidad el momento más crítico de todo el curso del tratamiento. El haber sorteado obstáculos previos no sirve de nada si la transferencia no se hace bien. Esto puede ocurrir si pasa demasiado tiempo entre que el embrión es sacado de la incubadora y depositado en el útero.

Por supuesto realizar una correcta transferencia también requiere destreza, habilidad y experiencia. Se debe prestar mucha atención al entorno en el que la transferencia se va a realizar.

En Instituto Bernabeu todas las transferencias se realizan en un quirófano limpio, equipado con un filtro de aire que crea un flujo de presión positiva, y bloquea la entrada del aire exterior. La temperatura y la humedad también están estrictamente controladas, asimismo las luces del techo se apagan durante el proceso. Se lleva a cabo en un quirófano especialmente diseñado para este propósito, anexo al laboratorio de FIV.

Un circuito cerrado de TV permite a los doctores y embriólogos comunicarse directamente, evitando perder tiempo en este momento tan crítico.

El estado emocional de la paciente juega un papel no menos importante en este proceso. Para lograr el mejor ambiente posible, se permite la entrada a su pareja. Una pantalla plana de TV muestra escenas de la naturaleza durante la transferencia.

También ofrecemos técnicas adicionales de relajación: masaje y acupuntura, entre otras. Todas las transferencias son realizadas por médicos y embriólogos con una amplia experiencia.

Teniendo en cuenta todos estos factores, podemos asegurar las mayores probabilidades de éxito.

Dr. Rafael Bernabeu, Director Médico del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Hacia una transferencia embrionaria positiva
4.5 (90%) 2 votos