Consulta ginecológica previa al embarazoEn la mujer embarazada hay una serie de cuidados endocrinológicos que son importantes tener en cuenta para la consecución final de una gestación a término saludable, tanto para la madre como para el bebé en formación.

En primer lugar es recomendable realizar una dieta saludable, completa y equilibrada y añadir un aporte “extra” de algunos elementos que son necesarios durante el embarazo en forma de suplementos.

Nutrición saludable: debe incluir alimentos lácteos para asegurar un buen aporte de calcio y vitamina D, frutas y verduras para asegurar un buen aporte de vitaminas, minerales y antioxidantes, alimentos farináceos (legumbres, pasta, arroz, pan, cereales,…), proteínas para aporte de aminoácidos esenciales y como “elementos de construcción” y grasas por su contenido en ácidos grasos esenciales y aporte calórico.

Como normas generales durante la gestación es recomendable repartir la ingesta en muchas tomas al día, evitando estar muchas horas sin comer (desayuno, almuerzo, comida, merienda, cena y si vamos a dormir tarde añadir un suplemento antes de dormir para evitar muchas horas de ayuno nocturno).

Respecto a las kilocalorías recomendadas, hay que tener en cuenta que durante la gestación no es recomendable perder peso, aunque tengamos una obesidad o un sobrepeso previo al embarazo, hay que ganar peso siempre, aunque sea un mínimo de unos 7 kg para las mujeres que tienen una obesidad al inicio de la gestación.

Suplementos: toda mujer embarazada debe tomar además un suplemento de ácido fólico al menos durante el primer trimestre de la gestación para prevenir las malformaciones congénitas sobre todo los defectos de tubo neural. La recomendación habitual es de 400 microgramos al día, salvo para mujeres con diabetes previa al embarazo, mujeres con tratamiento por epilepsia, mujeres obesas (con Índice de Masa Corporal pre-gestacional ≥ 30 kg/m2) o mujeres con antecedentes de un bebé con malformación congénita, en las que la recomendación es mayor (5 mg).INSTITUTO BERNABEU Además, durante el embarazo aumenta la necesidad de producción de Hormonas Tiroideas para asegurar entre otros, el buen desarrollo neurológico del bebé y para ello se necesita un aporte suplementario de Yodo del orden de unos 200 microgramos al día durante todo el embarazo. La mayoría de los complejos multivitamínicos comercializados para su uso durante el embarazo tienen el contenido necesario de estos elementos.

Diabetes y Embarazo. Durante el embarazo puede aparecer una alteración del metabolismo de la glucosa que no da síntomas a la mujer, pero que debe detectarse y tratarse por sus posibles efectos nocivos, por ello toda mujer embarazada debe ser sometida al estudio para descartar el desarrollo de una diabetes asociada al embarazo (Diabetes Gestacional). El estudio consiste en una prueba de Sobrecarga Oral de Glucosa que se realizará en el primer trimestre sólo en aquellas embarazadas con factores de riesgo para diabetes y se realizará de forma universal a todas las embarazadas que no hayan sido diagnosticadas previamente entre la 24 y 28 semana de gestación. A esto hay que añadir que dado que cada día es más frecuente la presencia de Obesidad/Sobrepeso previo al embarazo y que los embarazos tienen lugar en mujeres menos jóvenes, no es de extrañar que la mujer embarazada tenga ya una diabetes tipo 2 no diagnosticada, por lo que recientemente se está planteando solicitar en la primera analítica del embarazo además de una glucemia en ayunas, la determinación de Hemoglobina glucosilada (HbA1c) que si resulta > a 6,5 %, indicaría una diabetes manifiesta y obligaría a iniciar el tratamiento precoz de la diabetes.

Tiroides y Embarazo. Durante el embarazo aumenta la necesidad de fabricación de hormonas tiroideas maternas, para asegurar entre otros un buen desarrollo neurológico del bebé. A pesar del suplemento con yodo muchas veces no se consigue, por lo que hay que añadir hormonas tiroideas durante el embarazo. Estas son las razones por las que en las mujeres embarazadas se determina la TSH pre-concepcionalmente o en la primera analítica del embarazo  y si está elevada se recomienda completar el estudio con determinación de anticuerpos anti-tiroideos y valoración de la necesidad de suplementar con hormonas tiroideas.

Dra. Pino Navarro, endocrinóloga. Directora del dpto. de endocrinología y nutrición del Instituto Bernabeu

Conozca la unidad asistencial “endocrinología y nutrición del Instituto Bernabeu”

Si desea puede concertar una

Cuidados Endocrinológicos de la mujer embarazada
Valoración