¿Cuánto viven los espermatozoides? - Instituto BernabeuLa espermatogénesis es el mecanismo encargado de producir espermatozoides dentro del aparato reproductor masculino o gónadas masculinas. En el ser humano tiene una duración aproximada de 62 a 72 días y se inicia con la adolescencia.

La supervivencia del espermatozoide depende de las condiciones en la que se encuentre. El aparato reproductor masculino le aporta las condiciones y nutrientes ideales para vivir. Fuera de este, hay factores que influyen directamente en la supervivencia de los espermatozoides. La temperatura (37 a 37’5 ˚C) y el grado de acidez ambiental (pH) (7 a 7’5 puntos) son los factores externos más influyentes.

¿Cuánto pueden vivir los espermatozoides en el interior de la vagina? ¿Y en el interior del útero?

Los espermatozoides que se depositan en el interior de la vagina mueren pasados unos 20-30 minutos fuera del periodo ovulatorio debido a que el pH vaginal está por debajo de 6 puntos, lo que resulta mortal para ellos. Esto no es así en el periodo de ovulación, en el que el pH aumenta hasta llegar a 7-7’5 puntos, por lo que los espermatozoides pueden llegar a vivir de 2 a 16 horas.

Aquellos espermatozoides que migran hacia el útero, o bien aquellos que se introducen directamente en él (como en el caso de inseminaciones artificiales) sobreviven más tiempo. Numerosos estudios han demostrado que es posible la concepción hasta cinco o seis días después del coito, gracias a espermatozoides que se encuentra presentes en el moco cervical o en las trompas de Falopio. No obstante, esto no es lo habitual y la mayoría de los espermatozoides presentes en el útero mueren a las 24-48 horas tras la eyaculación. Además, cuanto más tiempo haya pasado después de la eyaculación, menos probable es la fecundación del óvulo, debido a que 60 minutos después de la eyaculación la capacidad fecundante del espermatozoide disminuye drásticamente. Esto último es debido a que el ADN presente en la cabeza del espermatozoide comienza a fragmentarse, pudiendo dar lugar a fallos de implantación, a un desarrollo embrionario anómalo o a un aborto en fases más tardías.

Cuando la muestra seminal se obtiene en un bote estéril es necesario conservarla a una temperatura similar a la corporal (37 a 37’5 ˚C) y protegerla tanto de la luz solar como de la artificial, permitiendo así que pueda ser analizada y/o empleada con fines reproductivos con las condiciones más favorables posibles. (Ver instrucciones para tomar una correcta muestra de semen).

Los espermatozoides expuestos al aire libre, a la temperatura ambiental y a la luz solar o artificial, pierden rápidamente aquellas condiciones que les permiten sobrevivir, produciéndose así su muerte en apenas unos minutos tras la eyaculación.

Es importante saber que, según la Organización mundial de la Salud (OMS), en un eyaculado se pueden encontrar hasta un 42% de espermatozoides muertos. Si esta cifra aumenta puede existir una Necrozoospermia, que puede ser diagnosticada en laboratorio mediante un seminograma.

Vicente Ruiz, enfermero del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

¿Cuánto viven los espermatozoides?
Valoración