El manejo de las enfermedades de las mamas es actualmente uno de los campos de la medicina que permite y exige una estrecha colaboración de profesionales médicos de varias especialidades.

Las mamas han sido siempre, desde la antigüedad, símbolo de feminidad y fertilidad, y es necesario dedicarles un especial cuidado.

El cáncer de mama es la enfermedad maligna más frecuente en las mujeres de todo el mundo, pero afortunadamente, el 92% de las pacientes que consultan por patología mamaria no van a presentar un proceso maligno y el 50% de las pacientes con síntomas mamarios no presentan patología.

Las alteraciones de la mama pueden presentarse síntomas como inflamación, tumor (bulto), secreción o dolor.

  • La inflamación de la glándula mamaria indica un proceso probablemente infeccioso (por la entrada de gérmenes a través de grietas o heridas en el pezón) cursa con dolor, aumento del volumen. Enrojecimiento y aumento de la temperatura de la piel.
  • Ante la aparición de un nódulo o bulto en la mama es obligatorio realizar un estudio diagnóstico para descartar una posible patología maligna.

Los tumores benignos están relacionados en su mayoría con factores genéticos y producen dolor e inflamación pero no se diseminan (no se extienden) ni son peligrosos. Los tumores más frecuentes son:

  • Mastopatía fibroquística: se considera una variante fisiológica normal. Puede dar lugar a uno o varios nódulos de tamaño variable, muchas veces bilaterales (es decir, en las dos mamas a la vez) móviles y a veces dolorosos principalmente en el periodo menstrual. Suelen ser quistes de contenido seroso amarillento de 4-5cm asociados a veces a calcificaciones. La eliminación del líquido disminuye el dolor. La presencia de los quistes no favorece la aparición de tumores malignos.
  • Quistes mamarios: consiste en la dilatación de un conducto galactóforo (conducto mamario que conduce la leche) que se encapsula y se llena de líquido. En general es un líquido claro como el agua, ligeramente pegajoso o líquido lechoso. Otras veces si se produce hemorragia el contenido es una pasta achocolatada más o menos densa.
  • Fibroadenomas: es el tumor benigno más frecuente y se suele presentar en mujeres jóvenes. Clínicamente es un tumor duro (contiene colágeno), indoloro, bien delimitado y móvil. Suelen ser únicos, pero en un 15% son múltiples.
  • Papiloma ductal: es una variante del fibroadenoma. Se caracteriza por un aumento del número de capas que tapizan los conductos mamarios.

La secreción procedente del conducto mamario o Telorrea puede ser:

  • Fisiológica: bilateral (ambos pezones), multiductal (varios conductos) y serosa (clara)
  • Galactorrea: bilateral, multiductal y lechosa (leche)
  • Patológica (sospechosa): uniorificial, espontánea, gris-verdosa o sanguinolenta (sangre)

El dolor mamario es la principal causa por la que acude una paciente al médico. Podemos clasificarlo en:

  • Cíclico o Mastodinia: es máximo premenstrual y mejora con el comienzo de la menstruación
  • No cíclico o Mastalgia: suele estar relacionado con patología orgánica, traumatismos, problemas vasculares, inflamaciones, etc.

Un chequeo ginecológico periódico permite su detección precoz, facilitando un tratamiento adecuado y mejora significativamente el pronóstico. Para su diagnóstico empleamos la exploración mamaria cuidadosa apoyada con otras pruebas complementarias como: Mamografía o Ecografía mamaria, Resonancia Magnética, determinación de Marcadores tumorales y otras pruebas.

En el Instituto Bernabeu disponemos de todos los medios necesarios para el estudio de estas patologías.

Si desea puede concertar una

¿Cuáles son los principales síntomas y patologías que pueden afectar a las mamas de la mujer?
5 (100%) 1 voto