Conoce a la doctora Marian López 0

“Siempre he tenido claro que quería ser médico. Desde muy pequeña era mi ilusión”, cuenta la doctora María Antonia López Rubio, ginecóloga experta en medicina reproductiva de Instituto Bernabeu Albacete. De origen castellanomanchego, formó parte de la primera promoción de Medicina de la Universidad de Castilla-La Mancha en Albacete. De estos estudios destaca el proyecto novedoso que la Universidad puso en marcha “porque estaba muy orientado al paciente”.

Acabó la carrera y en ese momento aún no tenía clara la especialidad. Trabajó como médico de familia y durante dos años como médico de Urgencias. En ese momento empezó a interesarle la ginecología, le resultó una especialidad “muy completa” por la amplitud de aspectos que aborda, desde la reproductiva a la parte oncológica, pasando por la cirugía, la obstetricia, y la ecográfica.                                  

Desarrolló la especialidad en el Hospital de Albacete donde ejerció de ginecóloga. El último año comenzó su formación en la que iba a ser su vocación, la medicina reproductiva. Trabajó en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca y de ahí dio el salto a Instituto Bernabeu, donde la forma de tratar al paciente de manera personalizada y global encaja a la perfección con su concepción de cómo debe abordarse la medicina.    

Actualmente ejerce en la clínica de Albacete estudiando día tras día para lograr que los pacientes que acuden a la clínica albaceteña en busca del embarazo lo logren, a pesar de que la mayor parte de las veces, son casos difíciles de tratamientos fallidos en otros sitios que llegan por el prestigio y los buenos resultados de Instituto Bernabeu.   

Si hay algo que le motiva especialmente de su especialidad es el poder tratar al paciente desde el principio, realizando los estudios previos necesarios para abordar su caso y a continuación iniciar un tratamiento con el objetivo de lograr tener un hijo. Confiesa que “se crea un vínculo con el paciente muy especial”.

Del día a día de la clínica de Albacete, la doctora María Antonia López explica que todos los profesionales se implican en cada caso. Atienden fundamentalmente a pacientes nacionales y comienza a ser habitual tratar a pacientes extranjeros. Hay otra parte de españoles que vive en otro país y confían en los profesionales de Instituto Bernabeu para realizar su tratamiento. No hay un perfil estándar. Hay cada vez más parejas que buscan consejo reproductivo porque se plantean seriamente la maternidad y quieren conocer si tendrán alguna dificultad. La doctora López destaca que ha dado fruto la colaboración con los médicos de familia con quienes se ha trabajado mucho para concienciarles de los problemas de infertilidad y que en la consulta sepan detectarlos y remitirlos a los especialistas. La doctora lamenta que muchas pacientes se quejan amargamente cuando llegan a la consulta de que nadie les advirtió de que su fertilidad tiene caducidad y que a partir de los 35 años disminuye la calidad y cantidad de los ovocitos y lograr la maternidad es más difícil. “Tenemos muchas pacientes jóvenes, pero otras rondan los 40 años, no tienen otras patologías ginecológicas y a ese nivel están perfectas, pero no han recibido asesoramiento sobre su pronóstico reproductivo”.

La clínica está a la par de los tiempos y cada vez con mayor frecuencia atiende a mujeres solteras y lesbianas para ser madres, así como a mujeres u hombres que por cuestiones médicas o sociales precisan vitrificar óvulos o congelar semen para preservar su fertilidad. Los casos difíciles representan “la mayoría” de los que llegan a la clínica de medicina reproductiva. “Tenemos pacientes con años de búsqueda y poco a poco tenemos resultados positivos”, añade.

La doctora López resalta la colaboración de los profesionales de Instituto Bernabeu con la Universidad de Castilla-La Mancha en varias titulaciones de experto universitario y en distintos másteres. En Albacete Instituto Bernabeu colabora estrechamente en el Máster de Medicina Reproductiva, cuyos alumnos realizan prácticas en las instalaciones de la clínica y muchos de los docentes pertenecen a ella. Hay una estrecha relación con la sociedad castellanomanchega y existen convenios con el servicio público de salud, el SESCAM, que remite a pacientes para realizar tratamientos especializados y entre otros destaca el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) de enfermedades raras y ligados a alteraciones cromosómicas.

La doctora López es una profesional inquieta que no deja de estudiar. Cuenta con un Máster en Salud Sexual y Reproductiva por la Universidad de Alcalá de Henares; un Máster en Ginecología Oncológica por la Universidad CEU Cardenal Herrera, es profesora en másteres, títulos de especialista y seminarios en la UCLM.  

En los ratos que tiene libres practica deporte y le apasiona la lectura.

“Tenemos muchas pacientes jóvenes, pero otras rondan los 40 años, no tienen otras patologías ginecológicas y a ese nivel están perfectas, pero no han recibido asesoramiento sobre su pronóstico reproductivo”.

¿Qué es lo que más le interesa de la Medicina Reproductiva?

Que tratas al paciente desde el principio y de una forma integral: comienzas con un estudio, haces el seguimiento hasta que muchos de ellos consiguen tener un niño. Se crea un vínculo con el paciente muy especial. Te conviertes en su profesional de referencia. Es un trato muy personalizado. Y eres testigo junto a ellos de que logran sus metas.

¿Qué perfil tienen los pacientes que acuden a IB Albacete?

Es un paciente nacional, también tenemos paciente internacional y españoles que viven en el extranjero. Tenemos cada vez más parejas que buscan consejo reproductivo. Hemos trabajado mucho con los médicos de cabecera con charlas divulgativas y se han concienciado en la importancia de la prevención y remiten a los pacientes a los profesionales. Tenemos primeros tratamientos y muchos que vienen después de tratamientos fallidos en otras clínicas o el sistema público. Y cada vez más atendemos a mujeres sin pareja y a lesbianas, así como a mujeres u hombres que por cuestiones médicas o sociales precisan vitrificar óvulos o congelar semen para preservar su fertilidad. También están los casos difíciles, son la mayoría. Tenemos muchos pacientes con años de búsqueda y poco a poco obtenemos resultados positivos.

¿Qué hace diferente a Instituto Bernabeu?

Sin lugar a duda los resultados y el trato al paciente. Al paciente se le mima mucho, es una medicina humanizada. Aquí se siente atendido, querido y escuchado. Te cuentan otras experiencias muy despersonalizadas. En Instituto Bernabeu tienen su médico de referencia, su enfermera, su asistente personal, que les van a acompañar durante todo su proceso.

¿Qué les ofrece a los pacientes?

Ofrecemos todos los avances de la medicina reproductiva que existen y sin salir de la ciudad. El paciente sigue su tratamiento sin desplazarse. Recibe un tratamiento integral desde el ciclo de FIV, el laboratorio, el quirófano, incluso si es preciso realizar una punción a un paciente masculino le atiende el urólogo. Actualmente hacemos Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) de enfermedades raras y ligadas a alteraciones cromosómicas en pacientes privados y derivados del sistema público del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM).

¿Cómo está evolucionando la medicina reproductiva?

Actualmente es el campo de la ginecología que más está creciendo y más va a crecer. Hay pacientes que tienen causas médicas que les hace solicitar consejo a la hora de ser padres. También tenemos mujeres y hombres que, por cuestiones médicas o sociales, precisan vitrificar óvulos o congelar semen para preservar su fertilidad. Siempre hemos estado ahí, pero ahora hay un sector de la población que demanda más nuestra atención, porque las mujeres han aplazado la maternidad, pero también hay problemas en mujeres jóvenes con fracasos ováricos, parejas con abortos de repetición, preservación de fertilidad en ambos sexos o pacientes con causas masculinas, y es que el hombre es el gran olvidado, muchas veces vienen sin estudiar o parcialmente estudiados. No hay que olvidar que cada vez hay más mujeres que emprenden la maternidad en solitario. 

Si desea puede concertar una

Conoce a la doctora Marian López
5 (100%) 1 voto