¿Cómo influyen los productos tóxicos en la fertilidad? 0Hay una gran variedad de productos tóxicos que resultan perjudiciales para la fertilidad.

Por una parte, podemos dividir los productos tóxicos sobre aquellos en los que tenemos un control directo sobre su uso (tabaco, alcohol, etc.) y, por otra parte, aquellas sustancias tóxicas que no podemos controlar de forma individual (factores ambientales).

Hábitos tóxicos

En el caso de aquellas sustancias que podemos controlar, uno de los tóxicos más conocidos y estudiados que se sabe que claramente afectan a la reproducción humana es el tabaco. En el tabaco se encuentran más de 4000 sustancias consideradas tóxicas, entre ellas el cadmio, la nicotina y los hidrocarburos policíclicos.

El tabaco afecta a varias partes del sistema reproductor femenino. Por una parte, se relaciona con una destrucción más rápida de los ovocitos, y, por tanto, con una reserva ovárica disminuida. Por otra parte, también afecta al útero, aumentado el riesgo de fallo de implantación y de aborto. En el varón, el tabaco afecta a la calidad seminal. Hay estudios que lo relacionan con una disminución en la concentración espermática y en la movilidad de los espermatozoides.

Otro tóxico relacionado con la reproducción humana es el alcohol. En las mujeres el consumo de alcohol deteriora la fertilidad, sin establecerse claramente una relación dosis-efecto; es decir, que la afectación de la fertilidad sería independiente de la cantidad de alcohol ingerida. En el caso de los hombres, es posible que un consumo moderado de alcohol no altera la fertilidad, aunque un consumo elevado (mayor de 32 mg/día) parece que disminuye la calidad seminal.

El uso de drogas ilícitas también se relaciona con disminución de la fertilidad. El caso del cannabis en las mujeres puede producir anovulación (que no se ovule) y en el caso de los varones disminución del número de espermatozoides y su movilidad. La cocaína se relaciona con un mayor aumento de aborto, la heroína con disfunción sexual y desaparición o disminución de ciclos menstruales y las anfetaminas y drogas de diseño con disminución de número de espermatozoides, así como su movilidad y disminución de la tasa de embarazo en general.

Tóxicos ambientales

A nivel ambiental, existe una gran variedad de tóxicos que han sido clasificados como dañinos para la fertilidad humana, presentes principalmente en pesticidas, productos de limpieza, cosméticos y plásticos. Los más conocidos y su efecto son:

¿Cómo influyen los productos tóxicos en la fertilidad? 1

También hay profesiones que se relacionan con un riesgo aumentado de afectación de la fertilidad, debido al contacto con agentes químicos, físicos y biológicos. (*Tablas procedentes del Ministerio de Trabajo y Asuntos sociales de España. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo).

*Agentes físicos y químicos presentes en el lugar de trabajo y que son peligrosos para la reproducción femenina.

¿Cómo influyen los productos tóxicos en la fertilidad? 2

En los últimos años se han definido también sustancias denominadas “disruptores hormonales”. Se trata de sustancias naturales y/o artificiales que se asemejan a las hormonas que sintetizamos, alterando el curso normal de éstas. Este tema también ha sido tratado en profundidad en el post “Tóxicos ambientales y fertilidad; disruptores endocrinos”.

*Agentes biológicos presentes en el lugar de trabajo causantes de enfermedades y que son peligrosos para la reproducción femenina.

¿Cómo influyen los productos tóxicos en la fertilidad? 3

Dra. Andrea Bernabeu, Directora Unidad de Asesoramiento Genético y Reproductivo Instituto Bernabeu

Si desea puede concertar una