El Instituto Bernabeu cumple 30 años de trayectoria con el nacimiento de más de 12.000 niños

  • 24-04-2015

El grupo de reproducción asistida alicantino cumple 3 décadas con 5 sedes en 3 provincias y cerca de 60.000 pacientes, de los que 4 de cada diez son extranjeros de más de 60 nacionalidades distintas

Las técnicas más demandas son la donación de ovocitos, la Fecundación In Vitro o los estudios genéticos del embrión

La congelación de ovocitos para su uso futuro sigue al alza pero es todavía “anecdótico” por la “falta de información”

 

Alicante, 24 de abril de 2015

 

El Instituto Bernabeu de reproducción asistida y fertilidad ha conseguido el nacimiento de 12.000 niños en sus 30 años de andadura profesional, que se cumplen este 2015. De entre ellos destaca por su relevancia en el campo de la medicina de la reproducción el primer nacimiento de un niño gracias a la Fecundación In Vitro en la Comunidad Valenciana en 1985, los primeros nacimientos a nivel mundial de una niña libre de ceguera hereditaria en 2004 y de un niño libre de Síndrome de Marfan en 2006, aplicando MDA.

El director médico del IB, el Dr. Rafael Bernabeu, asegura que para llegar a cumplir 3 décadas en la profesión ha sido fundamental “la confianza que han depositado en nosotros los pacientes durante todo este tiempo”. Además, para él “la clave es que soy médico de vocación y lo seré siempre” y que desde sus inicios ha tenido “muy claro que me apasionaba la medicina reproductiva, me apasionaba la obstetricia, el origen de la vida: el ovocito. Me apasiona y me sigue apasionando”. El experto añade que “para poder hacer medicina reproductiva en esos momentos no había nada” y que tuvieron que, “literalmente, improvisar con aparatos, darles un uso diferente, porque no existía nada”.

Desde los inicios con las primeras inseminaciones artificiales en 1985 realizadas por el Dr. Bernabeu y su equipo, el Instituto Bernabeu ha crecido hasta alcanzar en 2015 más de un centenar de trabajadores, 5 sedes del grupo y más de 60.000 pacientes atendidos. En el balance de los resultados obtenidos en esas tres décadas de trabajo en el sector de la reproducción asistida, destaca el crecimiento constante de los pacientes de otros países que acuden al Instituto Bernabeu en busca de una respuesta a su problema reproductivo. Y es que el 40% del total de personas atendidas en alguna de sus sedes corresponde con pacientes extranjeros. Concretamente, provienen de 63 nacionalidades distintas y de regiones tan variadas como los Estados Unidos, Rusia o los países árabes. Pero las procedencias más numerosas son Reino Unido, Italia, Alemania, Países del Este, países nórdicos e Irlanda.

Como consecuencia de esta elevada demanda de tratamientos de reproducción asistida por parte de pacientes extranjeros, el Instituto Bernabeu de Alicante creó en 2004 el departamento Internacional,  compuesto por una decena de personas y que ofrece atención y seguimiento en siete idiomas distintos. “Es fundamental la importancia de atender en su idioma y mantener una estrecha comunicación con la paciente internacional”, aseguran desde el Instituto Bernabeu. La nueva página web del IB también es una muestra de la importancia de la atención internacional. En estos momentos, www.institutobernabeu.com se puede consultar, además de en castellano, en inglés, italiano, alemán, francés, ruso, noruego, holandés y árabe.

Los tratamientos de reproducción asistida más demandados

El 90% de los pacientes internacionales que acude al Instituto Bernabeu demanda fundamentalmente tratamientos con ovocitos de donante. Esta elevada cifra se debe a la legislación en reproducción asistida en sus países, que es más restrictiva que la legislación española. El otro 10% corresponde, sobre todo, a FIV, técnica “que cada vez demandan más los extranjeros”, aseguran desde el IB.

Por su parte, los pacientes españoles demandan en su inmensa mayoría (90%) la técnica de la Fecundación In Vitro.

En general, y sin especificar nacionalidades, los tratamientos más demandados por el total de los pacientes del Instituto Bernabeu son la donación de ovocitos, el FIV/ICSI, la criotransferencia embrionaria, el CCS y la adopción de embriones, por ese orden.

La técnica más demandada se refiere a los tratamientos de Reproducción Asistida con donación de gametos femeninos, es decir, a técnicas de fertilidad realizadas con ovocitos de donante. Al respecto, el Dr. Rafael Bernabeu explica que “estamos haciendo más ciclos de ovodonación porque las pacientes vienen ya sin ovocitos o con ovocitos de muy mala calidad”.

Le sigue de cerca la Fecundación In Vitro y la Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides, ICSI, que consiste en la fecundación fuera del vientre materno gracias a la introducción de un único espermatozoide en el interior de un ovocito maduro para conseguir su fecundación. Resuelve con éxito la mayoría de los problemas de esterilidad de causa masculina. Se refiere al traslado del embrión desde el laboratorio al lugar definitivo para su desarrollo, el útero de la futura madre.

El Screening Cromosómico Completo CCS supone el 10% de las técnicas más demandadas y aporta información del estado del embrión y el origen de fallos de implantación previos o abortos de repetición. Permite conocer la información genética del embrión.

Y crece la adopción de embriones, técnica que supone el 5% del total de la actividad del IB. Consiste en la adopción de un embrión donado por otra pareja y que se transfiere al útero de la paciente adoptante para lograr un embarazo.

Por lo que respecta a la tasa de embarazo, tras aplicar Fecundación In Vitro ésta llega al 85,4% en pacientes menores de 35 años. Entre los 35 años y los 40 años, la cifra se reduce ligeramente al 72,8%, mientras que decrece con mayor intensidad en mujeres de más de 40 años, situándose el porcentaje de embarazo en el 37,7%. Por su parte, en los tratamientos de ovodonación (usando ovocitos de donantes), la tasa de embarazo del Instituto Bernabeu también es elevada ya que alcanza el 85’0%.

Congelación de ovocitos, tendencia en lento aumento

Cada vez son más las mujeres que acuden a alguna de las sedes del IB para congelar sus ovocitos. “Sólo en este mes hemos tenido seis pacientes jóvenes, de unos 30-35 años, para vitrificar sus ovocitos, situación que antes era anecdótica y ahora cada día se da más”, asegura el Dr. Rafael Bernabeu. Pese a esta tendencia al alza, el facultativo explica que la cifra “sigue siendo anecdótica” y apunta a que una de las causas puede ser que “no hay suficiente información sobre la vitrificación. Mal que nos pese hacemos más ciclos con ovodonación que ciclos con ovocitos propios. Estamos haciendo más ciclos de ovodonación porque las pacientes vienen ya sin ovocitos o con ovocitos de muy mala calidad”, explica el director médico del Instituto Bernabeu. Si las mujeres se “adelantasen” y se decidiesen a congelar sus ovocitos, la necesidad de recurrir a los ovocitos de donantes disminuiría, añade.

Pero de momento, según el Dr. Bernabeu, “el porcentaje de esos ovocitos previamente criopreservados es anecdótico todavía, las mujeres no congelan todavía sus ovocitos”. El perfil de la mujer que congela es “una mujer de profesión liberal, alto nivel cultural y muchas de ellas sin pareja y no saben si la tendrán en un futuro o aun teniendo pareja deciden posponer la maternidad”, añade el especialista.

Bernabeu asegura que “hoy en día la tasa de supervivencia del ovocito al congelarlo en mujeres de menos de 37 años es muy alta, cerca del 97%, pero antes no. Y eso significa que ahora las mujeres pueden prolongar su vida fértil y encima con la calidad biológica del ovocito cuando lo congelan. Si tú congelas el ovocito cuando tienes 30 años y lo utilizas cuando tienes 44 no tienes riesgo de Síndrome de Down o de aborto, sino que tienes los riesgos que se puedan tener a la edad de cuando congelaste”.

Respecto a los motivos que llevan a una mujer a congelar los ovocitos, el 85% corresponde a causas sociales y el 15% restante, a motivos oncológicos.

El futuro de la reproducción asistida: “muchas luces y algunas sombras”

Para el Dr. Rafael Bernabeu el porvenir de la reproducción asistida y la investigación en fertilidad traerá numerosas luces, pero también “algunas sombras” como “la banalización del hecho de tener hijos o la comercialización de tener hijos”. También apunta a una sorprendente posibilidad: “el que se pueda en un futuro generar una especie de castas de humanos porque ciertas familias tengan acceso a mejorar la carga genética de sus hijos y otras no, de forma que en unas tres generaciones pueda haber homo sapiens con estructura genética diferente de otros”.

Por lo que respecta a las luces, se podrá “mejorar enormemente los problemas de fertilidad, prolongar la vida fértil de las mujeres congelando los ovocitos y permitiendo una mayor libertad a la hora de elegir cuándo quieren tener hijos y no verse estranguladas por unos límites fisiológicos”. Además, parte del futuro en reproducción asistida es el avance en la “erradicación de las enfermedades hereditarias, porque ya podemos diagnosticar las anomalías cromosómicas en los embriones antes de transferirlos y erradicar ese tipo de enfermedades para que no se transmitan generación tras generación”, explica el Dr. Bernabeu.

Para estudiar esas alteraciones en los embriones es necesario el Diagnóstico Genético Preimplantacional, con el que el grupo ha sido pionero para la detección de las enfermedades de Marfan y Retinosquisis, siendo los primeros a nivel mundial en lograr el nacimiento de un bebé libre de esas dolencias que sí portaban sus padres. En el caso de Ataxia Espinocerebrosa, también el Instituto Bernabeu fue el primero de España en conseguirlo. Las enfermedades para las que más se demanda el DGP son Marfan, consecuencia del logro anterior, y Corea de Huntington. “Cada día es mayor el número de enfermedades hereditarias de las que se conoce dónde radica la anomalía que las origina. De forma que cualquier enfermedad genética de la que se conoce el fallo en el gen que la está causando (mutación) se podría analizar mediante DGP”, explican desde el Instituto Bernabeu de Alicante.

Equipo humano, sedes y reconocimientos

Además de su sede central en Alicante, el grupo cuenta en la misma provincia con otras dos sedes en Benidorm y Elche, a las que se suman la de Cartagena (Murcia) y, desde el pasado mes de febrero, la quinta sede del grupo, situada en Albacete. Dentro del equipo humano del IB trabajan profesionales de muy distintas áreas: biólogos, ginecólogos, genetistas, dietistas, enfermeras, obstetras, urólogos, psicólogos, administrativos, entre otras especialidades.

La Institución ha recibido distintos reconocimientos. A título científico ha logrado el segundo premio de la “American Society Reproductive Medicine” en el 2012 al mejor trabajo de investigación en póster; el Premio Nacional de Investigación Básica que otorga la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) en el 2011; el premio ICIRA, en la categoría de aporte de datos relevantes en el tratamiento de reproducción asistida; el premio Asebir de Investigación; el Premio Nacional de la sección de ecográfica de la SEGO al mejor trabajo de “Ecografía en Ginecología” ; o el “BFS Best Young Clinician”, otorgado a la mejor comunicación oral de la British Fertility Society, entre otras distinciones.

En el ámbito social, el IB ha recibido el premio de la Confederación de discapacitados físicos y orgánicos de la Comunidad Valenciana (Cocemfe) por su “excelente labor de investigación científica”, o el Premio San Alberto Magno 2011 de la Universidad de Alicante por calidad en la enseñanza. Además, realiza numerosas acciones sociales a través de su fundación, la Fundación Rafael Bernabeu Obra Social. Desde 2013, el grupo cuenta con la Cátedra Universitaria de Medicina Reproductiva y desarrolla una intensa actividad docente e investigadora a través de diferentes acuerdos con varias universidades, como el Máster en Medicina Reproductiva que imparte en la Universidad de Alicante y que este año iniciará su cuarta edición.

Además de los servicios de reproducción asistida, fertilidad y ginecología, el Instituto Bernabeu, fruto del compromiso total con sus pacientes, desarrolló de manera pionera laGarantía de embarazo, que consiste en garantizar totalmente el embarazo evolutivo o se devuelve el 100% del dinero invertido por los padres. El objetivo de esta acción es “eliminar el riesgo y la incertidumbre en nuestros pacientes”, aseguran desde el Instituto Bernabeu. El IB se configura con esta medida como el primer centro en Europa en ofrecer una garantía de embarazo global, que es posible gracias a que “confiamos en nuestro trabajo bien hecho y en su excelente resultado y a que contamos con la mejor capacidad técnica, humana e investigadora para aplicar las técnicas que sean necesarias para la consecución del éxito”.

Desde su fundación en los años 80, el grupo de clínicas de reproducción asistida ha asumido “el compromiso de ofrecer a nuestros pacientes una atención integral, proporcionando el máximo nivel asistencial”. Este hecho se ha visto reflejado con la obtención de los certificados de calidad ISO 9001, SEP International health y EFQM (European Foundation for Quality Management).

El Instituto Bernabeu cumple 30 años de trayectoria con el nacimiento de más de 12.000 niños

¿Necesita ayuda?
Le orientamos sin compromiso