Aumenta la necesidad de donantes de ovocitos marroquíes, orientales y de rasgos nórdicos por el incremento de los pacientes de estas regiones

  • 09-09-2008
La necesidad de donantes de ovocitos marroquíes, orientales y del este y norte de Europa crece en el Instituto Bernabeu por el incremento, a su vez, de pacientes llegados desde esas regiones. El fenómeno de la inmigración es una de las causas que explican esta situación. "Cada vez tenemos más pacientes que llegan de esas regiones y que demandan tratamientos en los que se necesitan ovocitos", explica Natalia Romera, psicóloga del IB que realiza las entrevistas a las donantes.

Las cifras hablan por sí solas: Alicante recibió en 2007 a 57.830 inmigrantes del Reino Unido y 24.841 de Marruecos (tanto hombres como mujeres), situándose estos países como los primeros emisores de población para nuestra provincia, según datos del Institut Valencià d'Estadística. En 2005, última cifra que recoge el Instituto Nacional de Estadística, llegaron a la provincia de Alicante 23.247 mujeres inmigrantes de diversas nacionalidades.

Por su parte, cerca de 40.000 personas llegaron en 2007 a Alicante procedentes de países como Bulgaria, Eslovaquia, Polonia, Rumania o República Checa, según datos del IVE.

De los tratamientos de Reproducción Asistida realizados en 2007 en el Instituto Bernabeu, el 35%, aproximadamente, correspondió a pacientes extranjeros. Los más numerosos son los de habla germana y los italianos aunque cada vez más llegan de países mucho más lejanos. En el IB se ha atendido a personas de todos los continentes.

Prueba de la creciente afluencia de los extranjeros a nuestras sedes es la existencia del Departamento de Internacional y su espectacular crecimiento. Este departamento se creó hace relativamente poco tiempo, dos años, y en ese periodo ha crecido hasta estar formado en la actualidad por una decena de personas.

Programa de donación de ovocitos

En numerosas ocasiones y por diferentes causas (como la edad, enfermedades hereditarias, cirugías previas, etc.) el ovario pierde la capacidad de producir los ovocitos sanos imprescindibles para la concepción. En dichos casos, el Programa de Donación de Ovocitos, siguiendo las normas de la legislación vigente, es un recurso muy habitual para conseguir la gestación.

La donación es un proceder anónimo en el que la donante, tras una adecuada y muy estricta selección que incluye análisis de sangre completo, exploración médica, psicológica y ginecológica y un cariotipo y estudio del perfil genético que descarte que puede transmitir diferentes patologías, proporciona ovocitos compatibles con la mujer receptora. Después de estudiar su compatibilidad con la pareja receptora, se inicia el ciclo para obtener un número de ovocitos adecuado para poder ser donados.

Siguiendo un proceso de FIV, los embriones resultantes son transferidos a la paciente receptora, desarrollándose una gestación, parto y lactancia dentro de la normalidad. Tras el parto el recién nacido se inscribe como hijo de la mujer al igual que cualquier otro nacimiento. Las cifras de éxito por ciclo rondan el 60%.

Cómo ser donante

Las mujeres en esa situación cuentan con la ayuda de aquéllas que deciden participar en el Programa de Donación de Ovocitos. Ser donante supone solidarizarse con esas mujeres y ayudarles en su deseo de ser madres. La inmensa mayoría de las jóvenes que se deciden a ser donantes encuentran positiva la experiencia, se sienten satisfechas y orgullosas de haberla hecho y se deciden por repetir el proceso.

Los requisitos para ser donantes de ovocitos son tener entre 18 y 35 años, poseer un historial familiar negativo para enfermedades de transmisión genética, cariotipo normal (estudio cromosómico), screening de enfermedades genéticas negativo, estudio negativo para enfermedades de transmisión sexual: Sida, Hepatitis B y C, Sífilis. normalidad del aparato reproductor, salud física y mental, historia de fertilidad previa y/o adecuada respuesta al tratamiento de estimulación ovárica, índice de masa corporal adecuado.

¿Necesita ayuda?
Le orientamos sin compromiso