Notas de prensa

Un novedoso estudio indaga en la genética para descubrir el origen de la infertilidad masculina

13 de septiembre de 2021

Un novedoso estudio indaga en la genética para descubrir el origen de la infertilidad masculina

El test IBgen Sperm analiza los 426 genes que participan en la formación de los espermatozoides para ofrecer un diagnóstico y poder individualizar el tratamiento

El 50% de los casos de infertilidad en la pareja son de origen masculino. Alrededor del 10% de los varones son infértiles, pero sus causas aún son un misterio. Apenas se descubren el 40% de los motivos que provocan esa incapacidad para gestar. Y aunque en la práctica médica es sabido que las alteraciones genéticas son las más habituales, solo es posible detectar el 15%. Y ello porque hasta hace muy poco los genes a analizar eran muy escasos. La constante investigación, el uso de alta tecnología y el desarrollo de la biología molecular, ha permitido a investigadores de la clínica de medicina reproductiva Instituto Bernabeu el desarrollo de un test que se fija en la espermatogénesis, analizando los 426 genes principales que participan en la formación de los espermatozoides. Un avance relevante que permite profundizar en la patología que está provocando la infertilidad, y da la oportunidad al paciente a obtener un asesoramiento específico de cara a un ciclo de reproducción asistida, a encontrar el tratamiento más adecuado para su caso o incluso a adoptar medidas para la preservación de la fertilidad.

El objetivo del test IBgen Sperm es indagar sobre el origen genético de alteraciones que previamente se han diagnosticado en un seminograma. De esta forma es posible llegar a conocer las causas del problema reproductivo. Algo muy relevante para el paciente a quien se le ofrece un pronóstico reproductivo a la hora de realizar un tratamiento de reproducción asistida. Y a la vez, es la clave para la individualización del tratamiento más adecuado a su caso.

El test es muy sencillo, puesto que con una simple muestra de saliva o de sangre se analiza el ADN del paciente. Se desarrollan técnicas de secuenciación masiva para obtener la secuencia de los 426 genes que participan en la espermatogénesis. Posteriormente se realiza un estudio bioinformático de las mutaciones genéticas detectadas, a través del cual, es posible ofrece un pronóstico reproductivo.

REPERCUSIÓN EN PRENSA

Hablemos

Le asesoramos sin compromiso

SITUACIÓN ACTUAL

COVID-19