¿Qué cuidados debe seguirse cuando se detecta diabetes gestacional?

La Diabetes Gestacional es una forma de diabetes inducida por el propio embarazo y que suele aparecer en su segunda mitad. Todas las gestantes deben realizar una prueba oral de tolerancia a la glucosa entre las semanas 24 y 28 del embarazo: el Test de O´Sullivan. Si resulta alterado, se confirma la diabetes gestacional con la posterior práctica de la Curva de Glucemia. Las mujeres que tengan factores de riesgo para este tipo de diabetes pueden hacer este examen ya en el primer trimestre.

 

Una vez confirmado el diagnóstico, el objetivo prioritario es mantener los niveles de glucosa dentro de los límites normales y asegurar la salud del feto. La base del tratamiento, consiste en seguir una dieta adecuada y la práctica de ejercicio: suave pero diario, siendo el más saludable, caminar.

La dieta debe ser limitada a un número de calorías ajustada a cada caso particular y mejorar el tipo de alimentos: moderar el consumo de grasas y proteínas, suministro de carbohidratos a través de los alimentos como frutas y verduras y algunos carbohidratos complejos como pan, cereal, pasta y arroz. Y sobre todo debe ser baja en nutrientes que contengan mucho azúcar, tales como bebidas gaseosas, jugos de fruta y panes dulces. ,

Para comprobar la evolución, debe medirse el nivel de glucosa en casa. La forma más común consiste en extraer una gota de sangre del dedo y hacer la medición del nivel diario de glucosa con el aparato que se le proporcionará.

Si a pesar de un adecuado cambio de la dieta, no se controlan las cifras de azúcar (glucosa) en la sangre, se iniciará terapia con insulina.

Las mujeres embarazadas que padecen diabetes gestacional tienden a tener bebés más grandes al nacer. Esto puede incrementar la posibilidad de problemas en el momento del parto, por tanto es muy importante el seguimiento ecográfico más escrupuloso y extremar la vigilancia fetal, especialmente en las últimas semanas del embarazo.Instituto Bernabeu

Por otra parte, el bebé es más propenso a tener períodos de nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia) durante las primeras horas de vida. Por tanto, requerirá controles por parte del pediatra, de su nivel de glucosa tras su nacimiento.

Los niveles altos glucosa en sangre de la madre, suelen volver a la normalidad tras el parto. Sin embargo, estas mujeres con diabetes gestacional deben vigilarse cuidadosamente después del mismo y en citas regulares con su médico para buscar signos de diabetes, pues algunas de ellas pueden desarrollarla al cabo de unos años. Debemos pues aconsejar un tipo de vida sano junto a una alimentación equilibrada y saludable de por vida.

Dr. Francisco Sellers, director de la Unidad Medicina del Embarazo del Instituto Bernabeu.

¿Necesita ayuda?
Le orientamos sin compromiso