Hemos venido llamando citología ginecológica a la citología cérvico-vaginal. Y quizás se sigue reconociendo de este modo sin pensar que se le está rindiendo homenaje a tantos y tantos ginecólogos que fueron los primeros que confiaron en ella y a los que debemos su ulterior desarrollo.

El internacionalmente conocido como “test de Papanicolau“(Pap-test para muchos) representa una pequeña injusticia. El primero en afirmar y publicar que la citología diagnosticaba el cáncer de cuello uterino no fue George Papanicolaou sino un ginecólogo rumano llamada Aureli Babes. Lo que ocurrió fue que este último lo publicó en Europa en tanto que el primero lo hizo en una revista norteamericana. Y aquí serían obvias las explicaciones.

[…]