Congelación de óvulos por motivos sociales

Actualmente muchas mujeres se ven en la tesitura de elegir entre dar prioridad a la consolidación profesional frente a su vida familiar. La incorporación femenina al mercado laboral, entre otros factores, ha ocasionado un progresivo retraso de la maternidad siendo actualmente la edad media de las madres primerizas de 31,9. Sin embargo, en muchas ocasiones estas decisiones se toman sin ser  conscientes de los límites de la fertilidad humana.
Sabemos que la probabilidad de embarazo de una mujer cae de forma dramática con la edad y por tanto aunque una mujer de 35-40 años hoy en día se considera joven, su edad biológica y reproductora sigue siendo irremediablemente la misma que la de su madre o su abuela.
Eso es debido a que la mujer nace con un número de óvulos fijo, y los va gastando desde que nace hasta la menopausia y a medida que pasan los años van quedando menos y de menor calidad. Es este retraso de la maternidad precisamente el principal factor de riesgo de esterilidad, y en muchos casos está obligando a las parejas a recurrir a tratamientos de fertilidad. […]

Niño o niña: ¿Puedo elegir el sexo de mi bebé?

A pesar de que técnicamente es posible elegir el sexo del bebé a través del diagnóstico genético preimplantacional, la ley española prohíbe la selección de sexo, salvo para evitar la transmisión de enfermedades genéticas ligadas al cromosoma X, como es el caso de la hemofilia A.
La Ley 14/2006 establece que el diagnóstico genético preimplantacional sólo se puede aplicar para la detección de enfermedades genéticas graves o aquellas que comprometan la viabilidad del embrión, por lo que descarta la utilización de esta técnica para seleccionar el sexo del futuro bebé. Cualquier uso distinto del anterior implica una infracción grave regulada por la Ley.
A pesar de que en otros países está permitida, el legislador español no argumenta las razones por las que prohíbe la selección de sexo, aunque se suelen aducir varias causas de diversa índole. […]

¿Cuáles son las necesidades nutricionales de los embriones antes de su transferencia a la madre?

En los procesos de fecundación in vitro, los embriones humanos tienen que desarrollarse durante los primeros días de vida fuera de la madre, en incubadoras específicas.  Las condiciones de temperatura y pH tienen que ser óptimas y además los embriones deben de tener a su alcance todos los compuestos necesarios para su alimentación, y así cumplir con todos sus requerimientos energéticos. Para ello se emplean los medios de cultivo.
Los primeros medios de cultivo se emplearon de manera experimental en embriones de ratón, a mediados del siglo pasado. Se trataba de medios acuosos simples, definidos químicamente, y que por tanto podían reproducirse y fabricarse en cualquier laboratorio. No fue hasta 1984 cuando Yves Menezo diseñó un medio específico para embriones humanos, el medio B2, cuya peculiaridad radicaba en que estaba suplementado con aminoácidos procedentes de albúmina sérica. Multitud de estudios llevados a cabo en animales de experimentación culminaron en 1997 con el desarrollo de medios específicos o secuenciales que contenían piruvato y glucosa como fuentes de energía y que permitían el desarrollo de los embriones hasta la fase de blastocisto (quinto/sexto día de desarrollo embrionario). […]

Citomegalovirus (CMV): ¿Qué es?, ¿cómo se transmite?, ¿cuáles son sus síntomas?, ¿cómo tratarlo?

El citomegalovirus (CMV) es un virus que pertenece a la familia del herpesvirus. Dentro de esta familia encontramos también al virus de la varicela, al herpes simple y al virus de la mononucleosis.
La infección por el CMV es muy común, ya que ocurre en todo el mundo, y puede afectar a cualquier persona. En general, se trata de una infección que no suele provocar ningún problema grave de salud. Una vez que el virus infecta el cuerpo de una persona, permanece en él durante toda la vida. De hecho, suele permanecer en un estado inactivo o latente durante mucho tiempo, y no parece reactivarse a menos que el sistema de defensa (sistema inmune) de nuestro cuerpo se vea alterado. La mayoría de las personas que son infectadas por este virus, y que no tienen ningún problema grave de salud, no suelen mostrar ningún síntoma que le haga sospechar que está infectada por CMV. Aquellos que sí llegan a desarrollar algunos síntomas, pueden presentar fiebre, inflamación de los ganglios, dolor muscular o cansancio. […]

¿Quiere que
le asesoremos?