Desde 1988 la donación de óvulos está legislada en España. Es un procedimiento controlado y anónimo que se puede llevar a cabo gracias a la solidaridad de muchas personas. No hay que olvidar que España encabeza la lista de países en donación de órganos, siendo también la donación de óvulos, como lo es la donación de sangre, un suceso frecuente en nuestra población.

Por una parte los avances médicos-biológicos y por otra, la solidaridad de muchas personas han permitido que la donación de una célula, como es el ovocito, haga que millones de parejas en todo el mundo puedan conseguir algo tan natural pero, a veces tan complejo, como el poder tener descendencia,

El Instituto Bernabeu lleva realizando y perfeccionando este tratamiento de reproducción desde hace más de veinte años.

La donación de ovocitos se realiza siguiendo rigurosamente los requisitos legales lo cual implica en primer lugar salvaguardar el anonimato tanto de las personas que donan como de las personas receptoras, en segundo lugar seleccionando a la persona donante en base a concordancia de raza, grupos sanguíneos y características físicas con la pareja receptora. Es decir, cada paciente receptora tendrá los óvulos más adecuados atendiendo a los puntos antes referidos.

El procedimiento se realiza sincronizando la estimulación ovárica controlada de la mujer donante con la preparación del útero de la mujer receptora. Para ello la paciente receptora sólo tendrá que administrarse estrógenos vía oral o transdérmica durante 18 a 30 días. Es un tratamiento cómodo y fácil de cumplir que requiere un control ecográfico del endometrio previo a la transferencia.

La finalidad del tratamiento es conseguir embriones de calidad con una alta tasa de embarazo (aproximadamente el 65%) y baja incidencia de aborto. Esto es así, porque la tasa de embarazo está íntimamente relacionada con la edad del ovocito, siendo mayor cuanto más joven es la mujer, teniendo además, por el mismo motivo, una baja tasa de aborto. Las pacientes donantes tienen entre 18 y 35 años.

En un 50% de los casos los embriones de calidad no transferidos (la media es 2 por transferencia) se podrán congelar mediante vitrificación, lo que supone una enorme ventaja para futuros tratamientos.

Gracias a la implicación y coordinación de equipos especializados de nuestro centro, las parejas tienen una atención personalizada y continuada durante todo el procedimiento, proporcionando la máxima confianza y seguridad a los pacientes.

Dra. Lydia Luque, ginecóloga del Instituto Bernabeu.

Para conocer los próximos temas de nuestro foro, síganos en facebook o twitter

Si lo desea concierte una consulta médico on-line o pida su cita.

Más información consulte nuestra web: www.institutobernabeu.com o www.ibbiotech.com