El Síndrome de Asherman es un problema que afecta al útero de la mujer. Consiste en la formación y persistencia de adherencias o pegaduras entre las paredes interiores del mismo. Es lógico pues pensar que podrá alterar la función uterina por excelencia, concebir y gestar un bebé.

En el Instituto Bernabeu ofrecemos a las parejas con problemas de infertilidad, soluciones individualizadas basándonos en nuestra experiencia, aprovechando el potencial de las tecnologías y medios que disponemos e incorporando las últimas evidencias de tratamientos exitosos que se conocen.

Por ello, dentro de la Unidad de Fallo de Implantación del Instituto Bernabeu, ofrecemos una atención especial a las parejas diagnosticadas de Síndrome de Asherman para una evaluación detallada de su caso, determinando un pronóstico realista del tratamiento y así realizar un buen consejo reproductivo.

Las causas más frecuentes son lesiones tras legrados o infecciones uterinas.

Para diagnosticar correctamente lo que está pasando en la cavidad endometrial hay que realizar un estudio detallado, sobre todo con la ecografía transvaginal y la Histeroscopia Diagnóstica.

La ecografía transvaginal nos permite sospechar la presencia y el tipo de adherencias. Es la Histeroscopia diagnóstica la que nos permitirá ver con más claridad las adherencias, el grado de afectación de la cavidad y la calidad del endometrio. Además, permite planificar el tratamiento y establecer un pronóstico ajustado a la severidad del caso.

El tratamiento también se realiza por Histeroscopia, seccionando las adherencias e intentando que no se vuelvan a formar, mediante la inserción de dispositivos intrauterinos.

También se ha considerado la importancia de la vascularización uterina en el crecimiento endometrial, es decir, el aporte sanguíneo del endometrio.

Recientemente en el Instituto Bernabeu hemos adaptado protocolos de tratamiento, combinando los métodos tradicionales junto a otros que son prometedores en el pronóstico reproductivo del Síndrome de Asherman: El control ecográfico de la resección histeroscópica de adherencias, la utilización de balones intrauterinos que eviten la reaparición de las mismas, entre otros.

El pronóstico de éxito de los tratamientos es variable y depende del grado de afectación inicial de la cavidad endometrial, por lo que habría que considerar cada caso como único para establecer qué posibilidades tenemos de conseguir nuestro objetivo.

Es por ello que el estudio individualizado de cada caso es imprescindible para poder aproximarnos al éxito.

Dr. José M. Gómez, ginecólogo del Instituto Bernabeu.

MÁS INFORMACIÓN EN NUESTRA SECCIÓN WEB DEDICADA AL DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DEL SÍNDROME DE ASHERMAN

Para conocer los próximos temas de nuestro foro, síganos en facebook o twitter

Si lo desea concierte una consulta médico on-line o pida su cita.