¿Qué es la “Beta”?
Es la determinación en sangre de los niveles de una hormona denominada beta-hCG, que produce el embrión y que pasa a la madre a través de la placenta. Es la primera señal que envía el embrión y que podemos medir como prueba de su implantación.

¿Cuando se realiza la “beta”?
En los tratamientos de fecundación in vitro (FIV) lo hacemos a los 13 o 14 días de la recogida de los ovocitos. Cuando se trata de tratamientos de Donación de Ovocitos o transferencia de embriones congelados se determina a los 13 o 14 días de haber iniciado la administración de progesterona (utrogestan®, progeffik®, cyclogest®…)

¿Qué valor de beta se considera normal?
Depende del momento en el que se realiza el análisis, si se determina 13 días después de la extracción de los ovocitos consideramos un valor de buen pronóstico a partir de 30 mUI/ml. De todas formas hay que evaluar individualmente cada caso.
Cifras elevadas de Beta, sugieran un embarazo gemelar, que no se podrá certificar hasta la primera ecografía.

¿Puedo hacerlo antes y así evitarme la espera?
Realizar la determinación antes no ayudará ya que la actividad embrionaria es tan pequeña que no produce suficiente cantidad para que la podamos medir; por ello, con una alta probabilidad el resultado será negativo independientemente de si está o no embarazada.

¿Puedo hacerlo después de la fecha indicada?
Sí, realizar la prueba unos días más tarde no tiene influencia sobre el resultado del tratamiento. En cualquier caso, intentamos hacer el test lo más pronto posible ya que la espera para conocer el resultado del tratamiento es el momento más duro desde el punto de vista emocional.

La “Beta”, ¿Es una prueba fiable?
Sin lugar a dudas, un resultado positivo en un laboratorio adecuado significa que se ha producido la implantación embrionaria. Lo que no supone un resultado positivo es que el embarazo evolucionará con normalidad.

¿Me pueden asegurar con el resultado del análisis de la beta que el embarazo irá bien?
No podemos asegurarlo pero si establecer un pronóstico en función del resultado. Realizamos una determinación cuantitativa, es decir, no solo sabemos si es positiva o negativa sino la cantidad exacta de beta-hCG en sangre. Si el valor es adecuado, la probabilidad de perderlo antes de la primera ecografía es muy baja, por lo que podemos establecer un buen pronóstico. Por otro lado, si el nivel es bajo, la probabilidad de que el embarazo evolucione bien, disminuye.

Cuál es el siguiente paso tras la beta cuando el resultado es positivo?
Si el nivel de beta en sangre es adecuado, se mantiene la medicación y se programa una ecografía 2 o 3 semanas después.

¿Qué pasará si el resultado de la beta es negativo?
Si el resultado es negativo, significa que no ha habido implantación embrionaria, en ese caso se suspenderá la medicación y el equipo médico analizará su caso y mantendrá una reunión con Uds. para valorar la evolución del ciclo de tratamiento y emprender las medidas adecuadas para la consecución del embarazo.

¿Qué ocurrirá si el nivel de beta es bajo?
Si el nivel es bajo el pronóstico no es bueno, pero todavía existe la posibilidad de un embarazo normal. Por ese motivo, es necesario mantener la medicación y repetir el análisis unos días después. Si en ese segundo análisis se aprecia una evolución adecuada de los niveles de beta, se programa la ecografía.

¿Cómo realizarla o enviar la muestra? Si no tiene fácil y rápido acceso a la prueba, visite nuestro servicio de IB BIOTECH

Tabla de valores para Beta hCG (β-hCG)

“Conozca los valores de beta equivalentes a cada semana de embarazo en la pregunta frecuente que dedicamos a su interpretación”

Dr. Joaquín Llácer, director médico del Instituto Bernabeu de Elche.

Para conocer los próximos temas de nuestro foro, síganos en facebook

Para más información consulte nuestra web: www.institutobernabeu.com