Síndrome de Asherman y fertilidad

El Síndrome de Asherman es un problema que afecta al útero de la mujer. Consiste en la formación y persistencia de adherencias o pegaduras entre las paredes interiores del mismo. Es lógico pues pensar que podrá alterar la función uterina por excelencia, concebir y gestar un bebé.

Las causas más frecuentes de aparición de este Síndrome son agresiones a la cavidad y su posterior cicatrización anormal. Abortos y legrados, intervenciones uterinas para extirpar miomas o pólipos, infecciones, etc. son las situaciones más frecuentemente implicadas en el origen del Síndrome de Asherman.

Los síntomas que la mujer puede tener, pasan desde disminución de la cantidad de las menstruaciones hasta ausencia de ellas, así como abortos de repetición, o problemas de fertilidad.

Para diagnosticar correctamente lo que está pasando en la cavidad endometrial hay que realizar un estudio detallado que comprende una exhaustiva entrevista con la paciente, recabando información sobre antecedentes que pudieran haber causado problemas en el útero. Además, nos apoyaremos en las pruebas de imagen: la Ecografía Transvaginal, la Histeroscopia Diagnóstica y la Histerosalpingografía.

La ecografía transvaginal es la visualización del útero a través de la vagina mediante ultrasonidos. Es la ecografía que se realiza habitualmente en la consulta del ginecólogo. En los casos con sospecha de síndrome de Asherman resulta imprescindible la evaluación endometrial en varios momentos del ciclo, ya que en las zonas donde hay adherencias o sinequias, el endometrio crecerá anómalamente. La ecografía 3D añadirá información importante y descartará patologías asociadas.

Es la Histeroscopia diagnóstica la que nos permitirá ver con más claridad las adherencias, el grado de afectación de la cavidad, la calidad del endometrio, la visualización de los ostiums tubáricos, además de establecer unas posibilidades de tratamiento reales y un pronóstico ajustado a la severidad del caso. Es una sencilla técnica que no precisa de anestesia general y que utilizando suero fisiológico accedemos al interior del útero para observar sus características en una monitor de televisión. No precisa ingreso.

Síndrome de Asherman y fertilidad

La Histerosalpingografía aporta menos información que la Histeroscopia diagnóstica, por lo que suele ser evitable evitable su realización.

Una vez que tenemos diagnosticado un Síndrome de Asherman debemos situarlo en el contexto clínico de la paciente. Es decir, si se desea gestación y no se consigue, si existen abortos de repetición o fallos de implantación, o únicamente hay una disminución de la cantidad menstrual. Así podremos decidir cuál será el tratamiento de elección.

Tradicionalmente se ha realizado el tratamiento mediante histeroscopia, seccionando las adherencias e intentando que no se vuelvan a formar con la inserción de dispositivos intrauterinos.

En los últimos tiempos también se ha considerado la importancia de la vascularización uterina en el crecimiento endometrial, por lo que si promovemos una buena irrigación subendometrial, mejoraremos la regeneración endometrial y el tapiz de la cavidad.

Recientemente se ha publicado un esquema terapéutico que combina varios factores clave en el éxito del tratamiento del Sdme. de Asherman.

  • Evaluación del grosor endometrial previo a la reparación.
  • Histeroscopia quirúrgica y resección de las adherencias.
  • Control laparoscópico de la Adhesiolisis.
  • Prevención de nuevas adherencias y cicatrización con balón intrauterino e inserción de DIU.
  • Promoción de la proliferación endometrial con terapia hormonal y vasodilatadores.
  • Controles ecográficos evolutivos.
Síndrome de Asherman y fertilidad

El pronóstico de éxito de los tratamientos es variable y depende del grado de afectación inicial de la cavidad endometrial, por lo que habría que considerar cada caso como único para establecer qué posibilidades tenemos de conseguir nuestro objetivo.

En el instituto Bernabeu ofrecemos a las parejas con problemas de infertilidad, soluciones individualizadas basándonos en nuestra experiencia, aprovechando el potencial de las tecnologías y de los medios que disponemos e incorporando las últimas evidencias de tratamientos exitosos que se conocen.

Por ello, dentro de la Unidad de Fallo de Implantación del Instituto Bernabeu, nos ponemos a disposición de las parejas diagnosticadas de Síndrome de Asherman para una evaluación detallada de su caso, determinando un pronóstico realista del tratamiento y realizando un buen consejo reproductivo.


© Instituto Bernabeu | Alicante | Elche | Cartagena | Benidorm | +34 902 30 20 40 | | Aviso legal | Política de cookies

Instituto Bernabeu - Medicina reproductiva IBbiotech Fundación instituto bernabeu TÜV EFQM SEP Sanidad excelente SEP Internacional

25 Cumpleaños del primer bebé FIV del Instituto Bernabeu

Cargando...